El rifle ‘express’ es el arma con la que sueña cualquier cazador

17 diciembre, 2018 • Armas, munición y complementos

La casa española AYA fabrica un rifle exprés en casi todos los calibres y su precio arranca en 19.000 euros, según modelo y acabados.

Es el rifle express, similar al que se veía en las manos de cazadores míticos de safaris. Está fabricado artesanalmente en los talleres guipuzcoanos de Aguirre y Aranzábal, en Éibar, y responde a un aumento mundial de la caza mayor. ¿Su mejor baza? Su fiabilidad.

El arma con la que cualquier cazador sueña se fabrica en la localidad Guipuzcoana de Éibar. Allí los artesanos de Aguirre y Aranzábal (AYA) han vuelto a revivir la larga tradición del rifle express, un arma con fuertes reminiscencias de la era dorada de los safaris y el glamour inolvidable de cazadores famosos como Ernest Hemingway.

El rifle expess

Para quienes nunca hayan oído hablar de él, el rifle express es el Rolls Royce de la caza mayor. Su nombre viene del inglés “rápido” y cuenta con dos cañones superpuestos o yuxtapuestos (paralelos). Eso la convierte en un arma muy segura, ya que ningún otro sistema permite doblar el tiro de grandes calibres en un lapso de tiempo tan corto y, en situaciones de alto riesgo, ese segundo disparo es fundamental para salvar la vida del cazador. Los orígenes de AYA se remontan a mediados de la Primera Guerra Mundial (1915), cuando dos jóvenes armeros de Éibar -Miguel Aguirre y Nicolás Aranzábal- regresaron de Barcelona tras perfeccionar su arte junto al gran maestro alemán Eduardo Schilling. Desde entonces sus creaciones se han ganado una sólida fama internacional en la fabricación de escopetas finas, pero nunca antes habían llevado a cabo un proyecto como el del rifle Express.

Según Álex Aranzábal, CEO y cuarta generación al frente de la empresa Aya: “Desde hace un tiempo venimos observando un importante impulso de la caza mayor nacional e internacional debido, en nuestro país, a la sobreabundancia del jabalí y el corzo, y en el extranjero, por el imparable ritmo de nuevas licencias”. Y explica: “Nuestro rifle express es por lo tanto un movimiento muy lógico para nosotros, y más teniendo en cuenta que dominamos la tecnología para ello y disponemos de la capacidad de producción”.

Eso les permite afrontar el desafío con una gran seguridad: “Nuestro mecanismo, muy similar al de nuestras famosas escopetas, tiene una fiabilidad absoluta y junto a la calidad de nuestros cañones nos permite diferenciarnos de nuestros competidores”.

Ocho meses de trabajo

El rifle express de AYA está disponible por encargo en todos los calibres: desde el .470 o el .500 Nitro Express más propios de safaris africanos y animales como el Cape Buffalo (Búfalo de Ciudad del Cabo), que pueden alcanzar pesos de una tonelada, hasta el 8×57 JRS o el 9,3x74R, más habituales para la caza mayor que se practica en España y presas como el jabalí, el corzo o el venado. Su fabricación es completamente artesanal y se realiza durante largos procesos de ocho meses empezando por la selección minuciosa de sus aceros y maderas de nogal. Los primeros deben ser extremadamente resistentes para los cañones y básculas -que llegan a alcanzar altísimas presiones- y las maderas de las culatas deben combinar una perfecta solidez, adaptación al metal y estética. “Nuestras maderas vienen de España, Turquía y Armenia”, explica Álex Aranzábal. “Allí es donde actualmente obtenemos las mejores calidades del mundo”. De este modo, y tras el lento proceso de fabricación, tiene lugar la puesta a tiro, otro proceso completamente individualizado y que deja el arma en condiciones óptimas para su comprador.

Las primeras unidades vendidas del rifle express de AYA ya han viajado a Rusia, Estados Unidos y distintos puntos de Europa. Algo normal para una casa acostumbrada a vender el 95% de sus creaciones fuera de España. En cuanto a sus dos modelos -demiblock y monoblock-, en AYA son famosos por el primer procedimiento, que consiste en atar los cañones con hilo de plata en hornos a altísimas temperaturas logrando una sola pieza de mayor resistencia y fiabilidad en las condiciones más extremas.

Como no podía ser de otra forma, el precio de uno de estos rifles, que combina tradición, arte y última tecnología, arranca en 19.000 euros aunque, como asegura Álex Aranzábal: “Todo depende de la personalización de cada pieza y de los grabados a mano que desee el cliente, que pueden suponer varios meses de trabajo adicional y encarecer aún más la pieza”.

Marca España

Con más de 600.000 escopetas fabricadas desde 1945, AYA lleva muchos años con pie y medio en el mercado internacional, desde los bosques de Estados Unidos a Siberia o desde Sudáfrica a las élites de Pakistán. Y también, por supuesto, en Reino Unido, el mercado más exigente y en donde muchos piensan que AYA es una de sus marcas. Un reciente estudio de GunsOnPegs y Strutt & Parker ha revelado además que en 2017, entre 11.000 cazadores encuestados, AYA fue la tercera marca más utilizada, sólo por detrás de los gigantes Beretta y Browning y por delante de otros como Winchester, Purdey o Perazzi. Sin duda un gran honor para la marca España que nos permite dejar el pabellón muy alto.

Informa Guillermo Reparaz para expansión.com


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Alejandro dice:

    Hola soy alejandro y esa arma esta muy linda me encanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *