El podenco ibicenco podría ser el perro más resistente a la leishmaniosis

11 mayo, 2020 • Noticias de caza

Tras un estudio liderado por científicos españoles se ha descubierto que estos perros presentan un mayor cantidad de anticuerpos ante la saliva del flebotomo (vector de la enfermedad)

El estudio a revelado estas conclusiones tras analizarse 47 podencos ibicencos y otros 45 perros de diversas razas

Redacción | Un estudio realizado por científicos de la Facultad de Veterinaria y la Fundación Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona, junto con la Charles University de Praga, podría desvelar una resistencia hacia la leishmaniosis del podenco ibicenco mayor que la de otras razas de perros.

Según los investigadores, estos perros podrían tener una exposición mayor que otras razas al flebotomo (mosquito vector que propaga su enfermedad), por lo que habrían podido desarrollar una cantidad mayor de anticuerpos ante la saliva que éste introduce en su picadura.

Este caso se da frente a mosquitos no portadores de la enfermedad, pero esta mayor defensa ante los mismos podría ayudar a evitar el contagio por flebotomos infectados.

El estudio aportó pruebas del hallazgo

Durante la realización del estudio se analizaron 47 podencos ibicencos y otros 45 perros de razas variadas. Los podencos ibicencos presentaron unos niveles de anticuerpos ante el flebotomos significativamente más altos que los perros de otras razas.

Según han señalado los expertos, los efectos de la leishmaniosis y la susceptibilidad de contagio de la misma varían según el huésped y la raza a la que pertenezca.

Por último, los científicos han determinado que tanto la edad de los perros y los niveles de resistencia al causante, la Leishmania infantum, parásitos alojados en los flebotomos portadores de la enfermedad y causantes de la misma, son significativos para determinar la inmunidad de los individuos ante la propia saliva del flebotomo.

El mosquito no es el causante de la enfermedad

Pese a lo que mucha gente piense, el verdadero causante de la leishmaniosis no es el mosquito flebotomo sino unos parásitos llamados Leishmania infantum. Al alimentarse de algún ser vivo infectado por estos parásitos, estos últimos se alojan en el interior de los flebotomos convirtiéndoles en portadores de la enfermedad. Una vez los flebotomos se alimentan de animales sanos les infectan a través de su saliva estos parásitos causantes de la enfermedad.

La protección para los perros, en especial para los de caza por pasar mucho más tiempo en el campo, es esencial para evitar esta enfermedad que a día de hoy no tiene cura. Algunas pastillas especializadas, los collares preparados para tal fin, las pipetas o incluso las vacunas contra esta enfermedad se antojan esenciales para evitar que nuestros perros lleguen a contagiarse.

Todo sobre leishmaniosis en perros: síntomas, prevención, vacunas y su efectividad

Un insecticida oral administrado a perros logra prevenir la leishmaniosis

El 33% de las ratas de las alcantarillas de Barcelona portan la leishmania


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *