El plan director de PP. NN. solo permite la caza para el control de poblaciones

12 diciembre, 2016 • Caza y Conservación

El Parque Nacional de Picos de Europa es un el único distribuido entre tres CC. AA. y en el que está permitida la caza. Sus técnicos se encuentran preparando el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG), que deberá aprobarse en 2017. El Ministerio de Medio Ambiente establece en su reciente aprobado Plan Director de la Red de Parques Nacionales que la actividad cinegética solo se permitirá «por necesidad de control de población» debido a que es incompatible «con los objetivos y finalidades de un parque nacional».

El Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente ha redactado el Real Decreto por el que se aprueba el Plan Director de la Red de Parques Nacionales [publicado en BOE de 24 de octubre], un instrumento que fija las directrices que han de seguir los planes de uso y gestión de los 15 parques nacionales existentes en España determinando las limitaciones y prohibiciones en cada área, zonificada con diferentes intensidades restrictivas.

CIERVO CANTÁBRICO EN PICOS DE EUROPA

En los últimos meses, técnicos del Parque Nacional de Picos de Europa en se encuentran inmersos en la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) para lo cual se han llevado encuentros sectoriales con todos los sectores implicados en distintos municipios incluidos en el espacio protegido, asentado en las comunidades de Castilla y León, Asturias y Cantabria.

Se espera que antes de que concluya el año esté redactado el primer borrador de este plan, que suma ya un retraso de once años, para que sea aprobado durante el 2017, año en el que el parque será gestionado por Castilla y León, ya que cada año esta función la ejerce una de las tres comunidades con territorio en el parque. Además, será el año en el que se celebre el centenario de este espacio protegido, el primero en España en ser declaro parque nacional y uno de los cinco que aún no cuenta con Plan Rector de Uso y Gestión.

El nuevo plan rector es mucho más firme que el anterior en lo que se refiere a las prohibiciones y establece además una nueva zonificación de los espacios que salvaguarde las zonas más vulnerables. De hecho, propone diferenciar el parque en cinco zonas, la de reserva, la de uso restringido, de uso moderado, especial y zona de asentamientos tradicionales.

Por lo que se refiere a la caza y la pesca, uno de los puntos más conflictivos en Picos de Europa, el único parque en el que se permite la actividad cinegética, el nuevo plan establece que «con carácter general, la caza y la pesca, como actividades recreativas o como aprovechamiento de animales silvestres son incompatibles con los objetivos y finalidades de un parque nacional por las repercusiones que tienen sobre los procesos naturales y por su impacto sobre el uso público. No obstante, por necesidades de control de poblaciones, y con carácter excepcional, se podrá autorizar, en condiciones basadas en datos científicos y estrictamente tuteladas por la Administración, y cuando no exista otra solución satisfactoria, el empleo de artes cinegéticas o piscícolas, siempre y cuando no se organicen ni publiciten como actividad deportiva o recreativa, sino como actuación de control de poblaciones, se hayan utilizado tradicionalmente y no produzcan efectos negativos en el medio ambiente».

Indemnización

El propio plan contempla la obligación de «indemnizar, con la máxima diligencia, a los titulares de los bienes y derecho patrimoniales legítimos por las privaciones o limitaciones de los mismos indemnizables conforme a la ley cuando dichos daños se deriven de la legislación básica en la materia y del presente Plan Director».

Informa: María Carnero para www.diariodeleon.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *