El peligro de la demagogia desinformada

3 septiembre, 2010 • Pluma invitada

Hoy he leído un artículo en El Faro de Vigo Edición digital con una crítica feroz al mundo de la caza. La verdad es que me ha hecho reflexionar un tiempo, todo lo que en él he podido leer.

Desde hace algún tiempo, estamos entrando con el tema de los toros y la caza en una vorágine de locura colectiva, provocada por puros intereses político-partidistas. Es loable que cada opinión sea defendida con pasión y vehemencia, pero siempre con respeto y sabiendo de lo que se habla, es decir informándose. Opinar sobre algo es muy sencillo, lo hace todo el mundo, opinar con criterio y con conocimiento es algo más complicado.

Al sagaz articulista de El Faro de Vigo, no tengo más que felicitarle porque en su artículo consigue el efecto que busca de manera muy directa, el aplauso fácil desde la demagogia sin conocimiento (algo por otro lado muy típico de este país, se nota que es español)
Por otro lado creo que los heavy users del mundo cinegético español, como son los directores de las revistas no deberían entrar al trapo mediático, con un tono sarcástico y burlesco, ya que de esta manera cruzan la línea que siempre cruzan los del otro lado.

Tras decir esto, podría empezar a usar argumentos muy manidos para defender a los toros y a la caza como, el toreo es un arte, es cultura, tradición, es España, es algo español y la caza es pasión, amor por la naturaleza, cultura, costumbre, es España, es algo español. Los podría desarrollar mucho más, pero no quiero, lo que quiero es decir un par de cosas directas e irrefutables:

1. Libre Albedrío con sentido. Está de moda, ¿no? Pues eso, que si no te gustan los toros ni la caza pues no vayas, hay que saber elegir y respetar. Y ahora busco el aplauso fácil, ya que seguro que a Julio Ortega y a los que piensan como él les gusta el pollo, los caracoles y el marisco y además se los come. Pues Julio and Co., muy mal, porque según vuestros argumentos, al pollo le despellejan vivo hasta la muerte, al marisco y a los caracoles les cocinan vivos y sufren de manera innecesaria. Por tanto Julio, come cosas que no sean pollo, carne, marisco, caracoles, pescados, etc .Te queda la fruta y las verduras.

2. Respetemos la libertad con sentido de cada uno, no hagamos demagogia barata y política, ya que así lo que generamos es odio. Que la pluma a veces, es más peligrosa que un rifle o una escopeta, dependiendo quien la blanda.

¡¡¡Buena caza!!!



Artículos relacionados


5 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Rocío dice:

    Buenas tardes Juanjo.

    Todo mi apoyo a tu articulo. Claro y conciso, sin entrar en todo lo que se podría decir sobre el tema.
    Mi opinión es que el hombre como animal, es carnivoro y cazador y no por ello es un asesino y un maltratador de animales, esto simplemente es la piramide alimenticia..
    Efectivamente respetemos a todos ¡¡¡
    Un saludo y enhorabuena.

  2. Ramiro dice:

    Coincido con Rocío y apoyo totalmente el artículo.

  3. Miguel González Hdez. dice:

    Estimado Juanjo.
    Me parece muy acertado tu artículo y hasta la forma de abordar, o no abordar, al articulista demagogo. Alguién debería explicarle que el hombre es cazador por evolución.

    Es importante saber que el hombre adquirió la condición como tal en el momento en que se hizo carnívoro. Es verdad que nuestros antepasados eran esencialmente vegetarianos y aunque, ocasionalmente, algunos de ellos cazaran sin dudar otros animales para alimentarse fue al convertirse en cazador colectivo, y por tanto en consumidor habitual de carne, cuando pudo adquirir sus facultades puramente humanas.
    Nuestro organismo tiene todo un sistema digestivo y excretor que le permite aún hoy consumir carne y pescado ilimitadamente.
    Tanto en el aspecto metabólico como en el psicológico, estamos hechos para consumir carne animal, de mamífero, de pescado o de ave. Verdad es que podemos prescindir del consumo de carne, sí, es posible vivir sin cazar y sin alimentarse de carne animal, pero con ello abandonamos una parte de lo que nuestra naturaleza y organismo espera y disminuimos las repercusiones emocionales que nuestro cuerpo está programado para producir cuando le aportamos lo que espera.
    Quizás les parezca obvio, pero es crucial, ya que la finalidad de un organismo vivo animal o humano es vivir de una manera en que aquello para lo que está hecho y lo que hace estén de acuerdo.

  4. Juanjo dice:

    Estimado Miguel, lo has definido perfectamente. Enhorabuena y desde la educación y la información todo se puede mejorar.

  5. Lolo Mialdea Lozano dice:

    Completamente de acuerdo. Mientras menos caso mejor a losecologetas pintados de verde.
    Lolo Mialdea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *