El PE pide vetar de forma “total e inmediata” el comercio de marfil y cuernos de rinoceronte

25 noviembre, 2016 • Actualidad

La Eurocámara ha aprobado una resolución no de ley con la que pretende prohibir, en toda la UE y de manera «total e inmediata», el comercio de marfil y de cuernos de rinoceronte. Con esta medida se busca además imponer sanciones severas para quienes trafiquen ilegalmente con especies salvajes y protegidas.

«El tráfico de especies salvajes y protegidas es el cuarto tipo de crimen organizado más importante en el mundo. Es hora de que nos enfrentemos a ello de forma realmente seria», declaró en un comunicado la ponente del informe, la eurodiputada británica Catherine Bearder, del grupo de los liberales y demócratas.

marfil-elefante-furtivo-comercia-ilegal

Los eurodiputados pidieron la prohibición «total e inmediata» en toda la UE del comercio y la exportación de marfil y cuernos de rinoceronte, así como que se revise la legislación para vetar también la adquisición, posesión y puesta en el mercado de especies que procedan de la cosecha o compraventa ilegal en terceros países.

Por otra parte, reclamaron a los Estados miembros que fijen sanciones adecuadas para los crímenes relacionados con la vida salvaje, y a la Comisión Europea que establezca normas comunes para definir estos delitos y los castigos que deben aplicarse.

En concreto, abogaron por que se fije una pena de prisión mínima en toda la UE para los traficantes y que se consideren este tipo de delitos como “graves”, de acuerdo con la convención de Naciones Unidas sobre el crimen organizado internacional, de forma que tengan la misma prioridad que el tráfico de drogas y personas o el lavado de dinero.

«Las sanciones por el tráfico ilegal de especies tienen que ser muy severas para reflejar la gravedad de estos delitos y, además, deberían ser las mismas en toda la Unión», insistió Bearder en su comunicado.

Los eurodiputados urgieron también a tomar precauciones a la hora de abordar las importaciones de trofeos de caza de especies que estén protegidas por las normas europeas sobre el comercio de especies salvajes, ya que este tipo de caza «ha contribuido al declive a gran escala de ciertas especies».

Asimismo, pidieron a los Estados que colaboren con los responsables de redes sociales, motores de búsqueda y comercio electrónico y mejoren los controles para frenar el comercio de especies salvajes a través de internet.

La organización de defensa del medio ambiente WWF se congratuló por la decisión y pidió a los Estados y la Comisión que aumenten los recursos financieros para esta causa y que implementen el plan de acción que adoptaron en febrero para acabar con este problema.

La directora de Desarrollo de la organización, Emilie van der Henst, incidió en que «impongan controles efectivos y sanciones para garantizar que ninguna especie comerciada ilegalmente entra o sale del mercado» europeo.

Según datos de la organización, al menos 1.377 rinocerontes y cerca de 20.000 elefantes fueron cazados furtivamente en África el año pasado, mientras que 76 tigres fueron capturados en la India, y Europa es uno de los principales destinos, puntos de tránsito y origen del comercio ilegal de estas especies.

Informa: lavanguardia.com

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *