El municipio cántabro de La Montaña recupera su coto de caza después de siete años vedado

4 abril, 2017 • Noticias de caza

El monte municipal de la localidad cántabra de La Montaña volverá a acotarse. Desde 2010, el monte de utilidad pública de este municipio de Torrelavega se encuentra vedado por no reunir la superficie mínima exigida para constituirse en coto. La Corporación local ha aprobado subastar su aprovechamiento cinegético mediante su anexión a alguno de los cotos limítrofes y durante ocho años podrá cazarse en estos terrenos. La Consejería de Medio Rural de Cantabria ha concedido autorizaciones excepcionales en La Montaña para la realización de esperas al jabalí.

Torrelavega es una ciudad rodeada de bosque / Luis Palomeque

Torrelavega es mucho más que su casco urbano. La segunda ciudad de Cantabria está rodeada montañas y sus cazadores están de enhorabuena. Pronto podrán volver a cazar en el coto del municipio, situado en La Montaña y vedado desde 2010 por no reunir la superficie necesaria, según lo dispuesto en la Ley de Cantabria que regular el sector. La Corporación aprobó en su último pleno enajenar los aprovechamientos cinegéticos del monte de utilidad pública denominado ‘Deshoja, Canal de Ladios, Brezal y Gerrota’, durante un periodo de ocho años y mediante concurso público. A la subasta podrán concurrir los cotos colindantes, situados en Viérnoles, Puente Viesgo y San Felices de Buelna.

“Como es poco terreno, lo que hacemos es sacarlo a subasta para que otro coto limítrofe se lo anexione durante un tiempo“, ha explicado el concejal de Hacienda, Pedro Pérez Noriega, a la vez que ha mostrado su satisfacción porque los cazadores locales verán atendida una de sus reivindicaciones. La Dirección General de Biodiversidad del Gobierno de Cantabria resolvió con fecha 7 de abril de 2010 cancelar el coto de caza La Bosca, que había sido constituido un año antes en el citado monte de utilidad pública, decisión motivada por no reunir la superficie necesaria.

Los aprovechamientos cinegéticos de este lugar, situado en las faldas del monte Dobra, en el pueblo de La Montaña, no se permiten de forma independiente desde entonces por la falta de terreno, lo que obliga a su incorporación a un coto colindante. La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación comunicó el pasado 27 de febrero el Plan de Aprovechamientos para este año y el Plan de Aprovechamientos y Mejoras para 2018, en el que se incorporan los aprovechamientos cinegéticos del referido monte de utilidad pública por un periodo de ocho años y un precio de 446 euros. Aprovechamientos que el Ayuntamiento ha decidido sacar a subasta.

También en Viérnoles

Los que han podido seguir cazando durante estos años son los aficionados vecinos o naturales de Viérnoles, donde la Junta Vecinal, única del municipio, posee un coto en el monte Dobra, adjudicado desde hace tiempo a una asociación. El alcalde pedáneo, Jorge Gutiérrez, cazador, recuerda que siempre se pudo cazar en ambos pueblos, Viérnoles y La Montaña, hasta que el nuevo reglamento del sector dejó fuera a la segunda localidad por falta de extensión de terreno en su coto.

Gutiérrez explica que la enajenación de los aprovechamientos cinegéticos en La Montaña es una medida “muy necesaria” para los cazadores locales: “En Viérnoles, por ejemplo, tenemos un coto al lado de casa que nos cuesta 30 euros al año, que es lo que te gastas en gasolina un día que vayas a Palencia. Aunque aquí hay poca caza, la gente aprovecha estos cotos para entrenar a los perros, dar un paseo y disfrutar”. Según el presidente de la Junta Vecinal de Viérnoles, en estos montes se puede cazar alguna becada, jabalí, corzo y paloma torcaz. El hecho de que Torrelavega sea un valle rodeado de parajes naturales hace que sea habitual que merodeen los jabalíes por el extrarradio. Lo que no es normal es que la Consejería de Medio Rural se haya visto obligada recientemente a autorizar su caza por los daños causados. Técnicos auxiliares del medio natural abatieron en febrero tres ejemplares en los barrios de San Ramón y Caseríos. En función de los rastros encontrados durante los aguardos, se estima que el número total de jabalíes presentes en la zona es de un máximo de ocho ejemplares.

Daños en fincas

La Consejería de Medio Rural concedió autorizaciones para la realización, con carácter extraordinario, de aguardos o esperas al jabalí en diversas fincas que estaban siendo afectadas por los daños ocasionados por los cerdos salvajes, consentimientos otorgados a vecinos con permiso de armas, acompañados por agentes del medio natural. Desde el departamento que dirige Jesús Oria explicaron que las “enormes dificultades” para realizar un control de población de este tipo en esos barrios, debido a la cercanía a viviendas y a vías de comunicación de alta capacidad, imposibilitaron la realización de los aguardos con las debidas garantías de seguridad, además de hacer desaconsejable la participación en los mismos de tiradores ajenos a la Administración.

Por esta razón se decidió que en la actuación participasen como tiradores únicamente agentes del medio natural. Los agentes visitaron la zona para hacer un reconocimiento, localizar los daños y valorar las posibilidades de actuación con el propósito de minimizar los riesgos. Se localizaron varios encames de jabalí a escasos 10 metros de la valla de seguridad de la autovía A-8 y se programaron aguardos que se realizaron los días posteriores con el resultado de tres jabalíes abatidos.

El ser un municipio rodeado de zonas boscosas también hace que Torrelavega incremente cada año la recogida de animales abandonados, vagabundos o muertos, labor que desarrolla el Ayuntamiento y que a veces sorprende a la población.

Informa José Ignacio Arminio para eldiariomontanes.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *