El mundo de la caza y el toreo se rebelan ante la prohibición propuesta por la ministra

7 diciembre, 2018 • Noticias de caza

La ministra Teresa Ribera afirmó en un programa de radio que si de ella dependiera «prohibiría la caza y los toros».

El PSOE andaluz apoya la caza en Andalucía consciente de la importancia que tiene para la conservación y para el desarrollo rural.

Los sectores del toro y de la caza están hartos de tanto ataque y acoso, y más cuando llega desde el Gobierno. Preguntada en una entrevista en Onda Cero sobre si aboliría estas actividades, la titular del Ministerio para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, respondió: «Me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza». Y aunque reconoció que esta competencia no pertenece a su cartera, dijo que «efectivamente», si de ella dependiera, «prohibiría» ambas. «Desde el punto de vista personal tengo clara cuál es mi opción, y es disfrutar de los animales vivos y siempre me ha resultado muy llamativo que haya gente que disfrute de ver morir o ver sufrir animales», dijo.

Las reacciones no tardaron en llegar, y ambos sectores pidieron un mayor conocimiento de sus aportaciones a la cultura, la gestión del medio ambiente y la economía. Ni siquiera el ministro de Cultura, José Guirao, se había pronunciado tan abiertamente en contra. Pese a no ser taurino, aseguró en una entrevista con ABC «respetar las tradiciones arraigadas, y la tauromaquia lo es». También su predecesor, Maxim Huerta, aseguró: «Aunque es vox populi que no soy aficionado, soy ministro de todas las culturas; mis gustos no tienen por qué coincidir con todas las sensibilidades».

Aportaciones

Tras las declaraciones de Ribera, el presidente de la Fundación del Toro de Lidia, Victorino Martín, mostró su hartazgo: «Estamos hartos de ocurrencias personales; los dirigentes están para servir a los que representan, al pueblo, y no para servirse ellos de sus cargos. Se olvidan demasiado del mundo rural».

Los ganaderos insisten en que la crianza del toro de lidia es un ejemplo de sostenibilidad: además de contribuir al mantenimiento de la dehesa y de ser una raza autóctona que se adapta perfectamente al medio natural, ayuda a la supervivencia de especies en peligro de extinción, además de que la tauramaquia es un espectáculo legal y fue declarada patrimonio cultural. Respecto a la parte puramente ecológica, como recordó el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez, en un artículo en ABC, «el toro de lidia es el perfecto guardián de la dehesa ibérica, pues su crianza se extiende por más de 500.000 hectáreas entre España y Portugal, y contribuye de forma extraordinaria a su conservación».

«Teresa Ribera es libre de opinar lo que quiera, pero como ministra debe informarse bien antes de opinar. Y si opina así es que no se ha informado del valor ecológico, genético y social que atesora la tauromaquia. Por tanto, su opinión es demagogia», dijeron desde la ganadería de José Vázquez. El ganadero Álvaro Núñez del Cuvillo fue más allá y pidió a Ribera que dimita: «Otra ecologista de ciudad que piensa que los animales sueltos se dan besitos… Por favor, presente usted la dimisión después de faltar al respeto desde su cargo a la caza y la tauromaquia, que el Estado tiene obligación por ley de promover y proteger».

Las críticas llegaron de todo el planeta taurino. El torero Raúl Gracia «El Tato» manifestó: «Dedíquese a trabajar por nuestro bienestar y deje las opiniones para las charlas con los amigos». Los empresarios también expresaron su rechazo. Así, la casa Chopera subrayó: «¿Se ha enterado usted de que es ministra de todos los españoles? ¿Sabe usted que cerca de cinco millones de españoles presencian al año un festejo taurino? ¿Tiene usted datos sobre el impacto positivo que tiene la tauromaquia a nivel ecológico? No… usted tiene su opinión».

«Dinamitar el sector»

El rechazo a las palabras de Ribera también fue notable entre los cazadores. La Real Federación Española de Caza (RFEC) calificó de «inaceptable» el posicionamiento y aseguró que sus palabras solo «demuestran una total y absoluta ignorancia» de la actividad cinegética. El presidente de la federación, Ángel López Maraver, explicó que han solicitado hasta en tres ocasiones reunirse con la ministra Ribera y que las tres se las han negado. «Hace poco pedimos una reunión urgente y nos dijeron que para agosto del año que viene con el secretario de Estado de Medio Ambiente». Sin embargo, Ribera sí se ha reunido con el partido animalista Pacma. «La tendencia desde que gobierna el PSOE, y teniendo socios como Equo, es dinamitar el sector», dice López Maraver.

La actividad cinegética, según un informe elaborado este año por la consultora Deloitte, representa un 0,3% del PIB español, equivalente a las ventas netas del vino o al 13% del sector agrícola, ganadero y pesquero; y genera 187.000 empleos. El gasto generado es de más de 6.475 millones de euros al año. «Su prohibición puede ser un desastre económico de primer orden en el sector primario», aseguró Maraver.

Pero no solo es una cuestión económica. «Estamos contribuyendo a la conservación de muchas especies, sean o no de caza, en sitios donde la Administración no podría llegar, y estamos manteniendo mucha vida humana porque las personas también cuentan en el medio rural», comentan desde la Fundación Arteminsan. Por ello, invitaron a Ribera a conocer la realidad de la caza y su contribución al mundo rural. «Tenemos las fincas y los cotos abiertos», dijeron.

Para Manuel Alonso presidente de la Unión Nacional de Asociaciones de Caza, «es inadmisible que una ministra haga afirmaciones de ese tipo. Vamos a pedir su dimisión». El problema, contó, es la desinformación. Alonso destacó cómo los cazadores se están orientando para evitar que la peste porcina entre en España, o la tuberculosis, además de la sobrepoblación de algunas especies como el jabalí. «Estamos en un momento crítico y el mundo rural se ha unido como nunca se había visto. Con los ataques lo que consiguen es unirnos», concluyó Alonso.

El PSOE andaluz reacciona

Al PSOE andaluz le faltó tiempo para posicionarse en este conflicto, informa Stella Benot. Inmediatamente, enviaron un comunicado a los medios de comunicación informando de su adhesión al manifiesto «Una apuesta por la caza» impulsado por el sector cinegético andaluz y que resume la hoja de ruta para garantizar el futuro de la caza en la comunidad. Así, el PSOE de Andalucía reiteró su firme compromiso con la actividad de la caza «por su importante papel económico y ambiental».

El PSOE andaluz quiso, además, subrayar que no ha dejado de apoyar la caza en Andalucía consciente de la importancia que tiene para la conservación y para el desarrollo rural. El colectivo «no puede pasar inadvertido para un partido sensible con el mundo rural como es el partido socialista».

Informan Isabel Miranda y Rosario Pérez para abc.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *