El lobo ibérico (Canis lupus signatus)

10 noviembre, 2010 • Sin categoría

El lobo, animal interventor en muchas leyendas como protagonista, más veces, como fugaz delincuente que como héroe, ha sido perseguido a lo largo de nuestra historia más cercana, por el daño que causaba a la ganadería. Carnívoro de profesión, y perteneciente a la familia de los cánidos, destaca por tener un cerebro más desarrollados que el de muchos otros animales de los que está rodeado.

Los lobos, animales estos de costumbres jerárquicas muy estrictas, forman manadas, ya que son bastante sociales. Son animales fuertes, con un peso que oscila entre los 30 y los 50 kilogramos. En las hembras, el peso es menor ya que sus dimensiones corporales también lo son.

Como todos sabemos, el lobo, es un animal que se puede alimentar de ganado doméstico, cosa que no es de extrañar, ya que el problema no es suyo por tenerlo ahí, sino nuestro de ponérselo. Pero además, se alimenta de herbívoros grandecitos, como el ciervo o el corzo, y de otros animales más pequeños como el conejo, o uno de sus predadores, el zorro.

El lobo, es un animal que se extiende de manera rápida, ya que suelen tener camadas anualmente y con un número elevado de individuos, de uno a ocho ejemplares. Por ello, aunque sigue estando en peligro de extinción, el lobo en la Península Ibérica, está volviendo a reflotar. Por desgracia, el aullido del lobo dejo de escurrirse por muchas sierras ibéricas hace ya bastantes años, pero esperemos, que algún día el delincuente, el malo de la película, acabe como héroe.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *