El Consejo de Caza balear debatirá la homologación de la caza de cabras con lazo y perro

30 marzo, 2017 • Noticias de caza

Baleares será la primera comunidad autónoma que considere como competición deportiva la caza de cabras con lazo y perro. La propuesta se debatirá este jueves en el Consejo de la Caza balear a petición de la Asociación de Cazadores de Cabras con Perro y Lazos y pretende que se reconozca «un sistema practicado desde el neolítico». Esta práctica consiste en acorralar las cabras o boc mallorquí con la ayuda de perros y capturarlas  vivas con una caña y una cuerda con un lazo. La Asociación pretende hacer un sistema de homologación de las capturas y comerciar la actividad entre turistas y residentes.

Esta caza consiste en atrapar las cabras mediante lazos con la ayuda de perros.

La caza de cabras con lazo y perros estará homologada a partir de ahora dentro de las competiciones cinegéticas, con lo que Baleares se convertirá en la primera comunidad que regula esta actividad de caza que captura el animal sin matarlo.

La propuesta que se debate este jueves en el Consejo de Caza es a iniciativa de la Asociación de Cazadores de Cabras con Perro y Lazos (Associació de Caçadors de Cabrits amb Cans i Llaç) que ha visto como en los últimos años esta actividad, considerada la modalidad de caza más antigua, vuelve a estar en auge. «Es un sistema practicado desde el neolítico con los primeros pobladores las islas y que ha pervivido hasta hoy», apunta Toni Colom, miembro de la asociación.

Esta actividad consiste en que el cazador junto a sus perros cercan a la cabra y la capturan con la ayuda de una caña y una cuerda con un lazo, por lo que el animal se coge vivo. «Luego se puede volver a soltar o se puede sacrificar en condiciones dignas», añade Colom. Este sistema viene recogido como ‘tradicional’ en la Ley de Caza de 2013, pero además ahora también contará con un sistema de homologación de las capturas. Esto significará que aquellos residentes o turistas cinegéticos aficionados a la caza mayor podrán capturar el preciado boc mallorquí sin necesidad de sangre, y además su ‘presa’ será valorada dentro de los registros de caza internacionales.

Esta actividad solo se realiza en los vedados de caza mayor con sello de calidad que se encuentran en la Victòria, Puig del Teix, Cala Murta y Formentor y que comercializan la actividad cinegética entre turistas y residentes.

Informa ultimahora.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *