El Congreso aprueba la reforma de la Ley de Patrimonio para cazar especies invasoras

17 abril, 2018 • Noticias de caza

La modificación de la Ley seguirá considerando a las especies invasoras, pero estas se podrán cazar y pescar siempre que hayan ocupado áreas antes de 2007. 

El Congreso de los Diputados ha aprobado este martes la tramitación de una ley del PP que busca reformar la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad para fijar excepciones y poder cazar y pescar especies exóticas invasoras. El texto ha contado con el apoyo de todos los partidos representados en la Cámara Baja, a excepción de Unidos Podemos.

Se trata de la segunda vez que los ‘populares’ intentan sacar adelante este texto. Ya lo llevaron a debate en la Cámara Baja el pasado 20 de junio. Sin embargo, en esa ocasión no contaron con el apoyo de Ciudadanos, ni de PSOE, que consideraron esta medida como un “desmantelamiento” de las políticas medioambientales del país.

La iniciativa ahora apoyada por la mayoría pretende sortear una sentencia dictada por el Tribunal Supremo en 2016, por la que se incluyó ciertos animales en el catálogo del Ministerio de Medio Ambiente de especies invasoras. Este listado incluye especies, como la trucha arco iris o el cangrejo rojo, que son una amenaza grave para la biodiversidad autóctona, por lo que se prohíbe cualquier actividad cinegética, piscícola o comercial relacionadas ellos, con el objetivo de erradicar su presencia en la naturaleza del país.

Sin embargo, el texto presentado por los ‘populares’ sí permitiría cazar y pescar, para su control y erradicación, aquellos animales en áreas ocupadas antes de 2007, año en que se promulgó la primera regulación de esta materia.

“En la modificación de la Ley se seguirá considerando que las especies exóticas invasoras para las que exista suficiente información científica deberán ser catalogadas, pero se permitirá que en aquellas áreas ocupadas antes de 2007, año en que se promulgó la primera regulación de esta materia, se podrán utilizar todas las modalidades de caza y pesca para su control o erradicación”, apunta el PP en la exposición de motivos de este texto.

Considera la Ley un “retroceso”

La portavoz ‘popular’ en esta materia, Teresa de Lara, ha reconocido que las especies exóticas invasoras están entre los “principales causas de pérdida de biodiversidad” en todo el mundo, pero, a su juicio, no se puede comparar a las especies que se han asentado en el ecosistema español desde hace años y que “no suponen ya ningún daño al medio ambiente”, con las que han ido apareciendo más recientemente.

Este es el motivo por el que, para los ‘populares’, la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad es “un retroceso”. Además, señalan que está suponiendo grandes pérdidas económicas y de empleo en aquellas zonas en las que la caza y la pesca son un sector económico de importancia. En este sentido, De Lara ha destacado la situación del medio rural y en aquellos pueblos que, según ha advertido, por este tipo de situación “pueden desaparecer”.

La argumentación de De Lara no ha convencido al portavoz del PSOE, Manuel González Ramos que, sin embargo, ha apoyado la tramitación de la norma “con el propósito” de plantear “soluciones sostenibles y duraderas” tanto para el medio ambiente como para las “miles de familias dedicadas a la caza y pesca y que dependen de ellas por motivos económicos”.

Podemos mantiene su voto en contra

El portavoz de Ciudadanos en esta materia, Miguel Ángel Garaulet, ha defendido que la Ley de Patrimonio Natural y Biodiversidad no está actualizada con el reglamento europeo y que éste tampoco se tuvo en cuenta en la sentencia del Tribunal Supremo. Según ha señalado esta directiva permite adaptarla valorando los beneficios ambientales y económicos y teniendo en cuenta las características regionales y locales de cada Estado.

Por el contrario, el coportavoz de Equo, Juantxo López de Uralde, se ha mostrado en contra de tramitar una ley que, a su juicio, “vulnera la separación de poderes para evitar los efectos de una sentencia en firme del Tribunal Supremo”. López Uralde también ha acusado al PP de no interesarse por el medio ambiente y defender una situación que supone “la mayor amenaza” para la biodiversidad del país.

También en contra ha votado Compromís, cuyo portavoz, Enric Bataller, ha criticado que el PP prefiera proteger a los lobbys de caza en lugar de escuchar a los científicos y asociaciones ecologistas que están avisando del daño que puede hacer esta ley. Mientras PNV, PDeCAT y Foro Asturias, se han mostrado a favor de una norma que consideran beneficiosa para los pueblos y la generación de riqueza en las comunidades autónomas.

Informa elpeiodico.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *