El conejo, en el punto de mira del campo castellano-manchego

13 marzo, 2017 • Noticias de caza

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) ha convocado movilizaciones en las cinco capitales castellano-manchegas por los daños provocados por el conejo de monte. En Castilla-La Mancha 231 pueblos se encuentran en emergencia cinegética temporal por plaga de conejos.

Terreno de viñas en las que abundan las madrigueras de conejo / ASAJA

Cuando el pasado miércoles la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la declaración como comarca de emergencia cinegética temporal por daños de conejo de monte, parecía que las aguas volvían a su cauce. Pero, nada más lejos de la realidad, ya que la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) no tardó ni un día en convocar movilizaciones en la cinco capitales de la región para el 6 de abril.

Este mamífero, el «oryctolagus cuniculus» (vocablo latino con el que se conoce al conejo de monte), es el que dio nombre a Hispania (actual España), palabra con la que los fenicios la bautizaron y que significaría «Tierra de Conejos», debido a la abundancia de estos animales. Una situación que ahora está viviendo el campo castellano-manchego en forma de plaga y que tiene muy preocupado al Gobierno de Castilla-La Mancha y al sector agrícola de la región.

En concreto, la declaración como comarca de emergencia cinegética temporal afecta a 231 términos municipales de las cinco provincias de Castilla-La Mancha. Entre ellos, hay 84 municipios de la provincia de Cuenca, la más afectada con diferencia, seguida de los 53 de Toledo, 49 de Albacete, 23 de Ciudad Real y 22 de Guadalajara.

Los métodos y periodos estipulados serán «exclusivamente» la captura mediante hurón y capillo o redes sin perro hasta el 31 de diciembre de 2017, y la captura mediante hurón y escopeta sin perro desde el mismo día de la declaración de emergencia, el pasado miércoles, hasta el 31 de marzo y del 1 de julio al 15 de agosto.

Estas medidas le parecen insuficientes a Asaja Castilla-La Mancha, que al día siguiente de la declaración de emergencia convocó movilizaciones en las cinco capitales de provincia para el día 6 de abril. Según informan desde Asaja, los actos de ese día se desarrollarán al unísono en todas las provincias y concentrarán a agricultores y ganaderos que, acompñados de sus tractores y cosechadoras, exigirán medidas para terminar con la «grave situación que está atravesando el campo castellano-manchego».

En declaraciones a ABC, el secretario regional de esta organización, José María Fresneda, afirma tajantemente: «Los actos no pararán hasta obtener soluciones eficaces. Si no lo conseguimos, seguiremos y habrá movilizaciones de manera permanente». Desde Asaja han hecho un llamamiento a toda la sociedad para que se sume a las movilizaciones. «A todos nos debe preocupar que no se controlen las poblaciones de conejos, ciervos o jabalíes porque son un gravísimo riesgo para la seguridad vial», explica.

El consejero Francisco Martínez Arroyo, con el presidente García-Page. / Luna Revenga

El jueves, el mismo día del anuncio de las movilizaciones de Asaja, en el pleno de las Cortes regionales, se le abría otro frente al Gobierno de Castilla-La Mancha: la petición de una compensación económica para los agricultores que sufran daños por la plaga de conejos. Una inciativa parlamentaria que fue presentada por el Grupo Parlamentario Popular y que fue rechazada con los votos en contra del PSOE y de Podemos con el argumento de que ya han «tomado las riendas de este problema».

Compensación económica

Sin embargo, desde el PP, el diputado Antonio Lucas-Torres criticó que «lo que se está haciendo es un parche ante la mayor plaga de conejos que ha existido en la historia de Castilla-La Mancha». Los populares pedían en su moción facilitar a los cazadores licencias gratuitas, el pago de seguros, la agilización de los mecanismos a la hora de vender las piezas capturadas y ayudas económicas extraordinarias. «Tiene que salir mucha gente a cazar, y en muchos casos están jubilados, en desempleo y no pueden ni siquiera comprar cartuchos», indicó Lucas-Torres.

Desde el sector cinegético, el presidente de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, cree que la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural está actuando «de manera diligente» con respecto al problema de la plaga de conejos, «tanto con la concesión de autorizaciones excepcionales como con la declaración de comarca de emergencia cinegética temporal».

Los que están frontalmente en contra de cualquier inciativa, como no podría ser de otro modo, son los grupos conservacionistas. Así, Ecologistas en Acción considera «una reincidencia en el error, inútil y peligrosa la licencia para matar, ya que implica riesgos para las personas y los ecosistemas».

Informa abc.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *