El auge del jabalí provoca estragos en cultivos y ciudades

1 julio, 2019 • Noticias de caza

La Federación de Caza de Castilla y León reclama más facilidades para pedir permisos para cazar jabalíes.

En Oviedo han conseguido abatir 92 ejemplares y 56 de ellos han sido cazados por arqueros.

Redacción | El aumento de la población de jabalíes en nuestro país no es algo nuevo. Cada día aparecen más noticias de avistamientos en distintos municipios —incrementándose los casos en el norte de la península—. Los accidentes de tráfico llegan hasta el 80% de los casos de los siniestros con fauna silvestre involucrada.

No obstante, también es una de las especies con mayor presión cinegética —en Castilla y León se han multiplicado por cuatro las capturas en 10 años—, y siguen aumentando su población. Así, en esta comunidad distintas organizaciones cinegéticas y agrarias ya están reclamando medidas a la Administración.

En concreto, la Federación de Caza de Castilla y León (FCCyL) y las organizaciones agrarias reclaman a la Administración que permita una mayor presión cinegética sobre esta especie en expansión, agilizando en la medida de lo posible los trámites burocráticos necesarios para expedir los permisos.

Tal y como argumenta Santiago Iturmendi, presidente de la FCCyL, «deben adoptarse decisiones límite que se salgan del contexto normal. Medidas excepcionales a las que no deben poner impedimentos».

Desde las asociaciones agrarias también reclaman medidas urgentes y un plan de control eficiente que permita reducir las cuantiosas pérdidas que provoca el suido.

Preocupación por la PPA

En Comunidades como Aragón o Andalucía ya se han tomado medidas contra el aumento masivo de las poblaciones de jabalí.

En Aragón, el nuevo Plan de Caza 2019-2020 presentado por el Gobierno de Aragón levanta las restricciones existentes para la caza del jabalí en espera. De esta manera, sólo será necesaria la autorización del titular del terreno y la comunicación previa con 24 horas de antelación a la Administración.

Por su parte, en Andalucía, se ha declarado la «alarma cinegética». Esta medida ha sido decretada por primera vez en toda la comunidad por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Sostenible. De esta manera, el gobierno andaluz no sólo pretende que se disminuya la población de aproximadamente 300.000 ejemplares que se estima hay en Andalucía, sino que extiende la medida a los ‘cerdalíes’.

Otra comunidad autónoma donde se pretende disminuir la población de jabalíes es Castilla-La Mancha, donde el Gobierno regional permitirá cazar esta especie desde el 1 de junio hasta el 21 de febrero.

No ocurre así por el momento en Castilla y León, donde según explican desde la Consejería de Medio Ambiente no hay avances en la estrategia para reducir la población de suidos.

El ejemplo de Oviedo

La Dirección General de Biodiversidad del Principado de Asturias está llevando a cabo a través de la Guardería del Medio Natural, con la inestimable ayuda de la Asociación Asturiana de Caza con Arco (Adeca), un control de jabalíes que ha llevado al abate de 92 ejemplares desde el pasado 1 de enero hasta el 25 de junio.

Del total de capturas, 36 jabalíes han sido abatidos por la guardería mientras que 56 han sido cazados con arco por miembros de adeca. Por esta razón, la Consejería de Medio Ambiente asturiana ha querido agradecer a los implicados su labor.

Además, hay que destacar la labor del Principado en la autorización de las llamadas «actuaciones de control» desarrolladas por los arqueros. De esta manera, la Administración ha podido reducir los efectos de la superpoblación de suidos que existe en los alrededores del casco urbano de Oviedo, un problema que puede perjudicar sobremanera a los habitantes del municipio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *