El abandono de un lobo muerto en Cangas de Onís genera un rechazo general

10 Febrero, 2017 • Noticias de caza

Un lobo apareció muerto ayer entre dos coches que estaban aparcados en Cangas de Onís. El animal, un macho, presentaba un impacto de bala y llevaba una cuerda atada al cuello. El Seprona lleva las diligencias del caso y busca a las personas que dejaron abandonado al animal, así como a los autores de los disparos. Manuel Calvo, director general de Recursos Naturales del Principado, ha denunciado públicamente este tipo de actuaciones y dice que perjudican a los ganaderos y a la conservación.

Rechazo absoluto a quienes abandonaron el miércoles un lobo muerto a balazos en una calle de Cangas de Onís. Tanto la Administración autonómica como los cazadores han manifestado su oposición a este tipo de acciones delictivas, que pueden perjudicar la imagen tanto de los cazadores como de los ganaderos.

El director general de Recursos Naturales del Principado, Manuel Calvo, explicó ayer que al ejemplar de lobo hallado muerto en Cangas de Onís le practicarán la necropsia en las instalaciones que el Serida tiene en la localidad gijonesa de Deva. El responsable regional hizo estas declaraciones antes de la charla que impartió en el instituto de Luces (Colunga), donde habló de los «síntomas de disparo» del animal, un extremo que todavía no se puede confirmar. «Denunciamos públicamente este tipo de actuaciones. No vemos justificación, porque las medidas de control sobre la especie ya están recogidas dentro del plan de gestión del lobo, que para eso se aprobó», expuso Calvo. A su juicio, este tipo de actuaciones «en nada favorecen al ganadero ni a la conservación», mientras que existen «medidas legales» que sí «mantienen el equilibrio» entre ambas.

Fructuoso Pontigo, de la Coordinadora Ecologista de Asturias, lamentó la aparición de otro lobo muerto en la comarca (antes se hallaron cabezas colgadas del puente “romano” cangués y sobre un coche de la Guardería del Medio Natural). «Esto es el colmo. Han aparecido varios lobos muertos furtivamente en Asturias desde hace más de un año y no se ha pillado a nadie. No es normal», señaló Pontigo, quien lamentó el «goteo continuo de lobos muertos», que a su juicio supone que los furtivos «se ríen de la Administración y de las normas. Nosotros hemos criticado el Plan del Lobo, pero si se aprobó hay que respetarlo», añadió. La aparición de lobos muertos a balazos demuestra, según Pontigo, «que hay un sesgo larvado de furtivismo».

Aitor Collía, secretario de La Parraguesa de Caza, que gestiona terrenos cinegéticos en Parres y Cangas de Onís. destacó que el pasado sábado, en el lote de L’Aspru, se vieron tres lobos cuando los cazadores llegaban a sus puestos. «Eso no es normal y cada vez lo está siendo más», destacó. En cuanto a que pueda afectar a la imagen de Cangas la aparición de lobos muertos como protesta al problema que afecta a los ganaderos, Collía lo tiene claro: «es una tontería soberana. La imagen de Cangas la puede dañar la carretera de los Lagos, que está desarmada, o los accesos cuando está nevado, pero que aparezca un lobo es llamar la atención que perjudica a la caza y da cancha a los ecologistas radicales».

«Ese no es el modo de solucionar el problema del lobo en nuestra comarca, pues solo buscan llamar la atención y dar a entender que hay furtivismo, lo cual perjudica al sector de la caza», aseveró ayer Kiko Sarmiento, vecino al que avisó su sobrina de la presencia del lobo muerto en plena calle y que se puso en contacto con la Guardia Civil. «El problema del lobo está complicado de atajar mientras la Administración no ayude y deje de politizar el asunto. Si no se nos deja controlarlo a través de la caza, que encima podría reportar cantidades de dinero importantes, el dilema irá a más de manera paulatina», comentó Kiko Sarmiento, quien, además, es un avezado cazador al jabalí en los cotos del Oriente.

«Como cazador que soy práctico una actividad legal. Aquí se criminalizan colectivos sin saber. Ahora bien, pienso que lo del lobo muerto no son formas de protestar, pero se está criminalizando a cazadores y ganaderos sin pruebas», añadió.

«Creo que de una vez deben de hacer un censo real de lobos, que no lo hay, y sobre todo ser transparentes con los cupos, además de declarar al lobo especie cinegética, tal como lo es en las comunidades vecinas ¿A que en Cantabria o Castilla y León no aparecen lobos así? Será porque la caza es legal siempre y cuando se sigan las directrices de la guardería. Estoy harto de escuchar opiniones de gente que no salen del sofá», subrayó.

Informa José María Carbajal para lne.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *