Ecologistas ‘untados’ por una multinacional para imponer un sistema de reciclaje

26 septiembre, 2018 • Noticias de caza

La asociación Retorna y la Fundación Equo se benefician de los pagos de la multinacional Tomra para implantar en España el sistema de recogida de envases SDDR.

La Fundación Equo, perteneciente al partido político ecologista que lidera Juantxo López Uralde, diputado electo en el Congreso por Unidos Podemos, forma parte a través de uno de los miembros de su Patronato de la trama comercial ecologista que pretende implantar en España el sistema de recogida de envases SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno), un modelo de reciclaje que ha sido rechazado de forma tajante por las grandes superficies, el pequeño comercio y las asociaciones de consumidores.

La promoción de este sistema de recogida de envases esconde un negocio oculto del que se beneficia el fabricante de las máquinas del SDDR, la multinacional noruega Tomra; asociaciones ecologistas como Retorna, que es financiada por el mencionado fabricante de las máquinas; y la Fundación de un partido ecologista como Equo, en cuyo patronato figura Fernando Rodrigo Cencillo, quien recibió pagos de Retorna en 2017 por valor de al menos 5.000 euros.

Rodrigo Cencillo fue director del gabinete de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Generalidad Valenciana hasta principios de 2017 en representación de Los Verdes/Equo, el partido que lidera López Uralde a escala nacional. Cencillo también ha ocupado cargos de responsabilidad en el sindicato Comisiones Obreras. Fue director de ISTAS (Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud) entre 2000 y 2012, una fundación científico-técnica de CCOO, y es miembro de Greenpeace, Intermon-Oxfan y Acción Ecologista-Agró.

En su paso como alto cargo del Gobierno de la Generalidad Valenciana destacó por su apoyo entusiasta al sistema SDDR junto al secretario de Medio Ambiente, Juliá Álvaro. Ambos fueron destituidos a principios de 2017 por la consejera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, cuando se decidió no apostar por ese modelo de reciclaje debido a la oposición frontal del comercio de esa comunidad autónoma.

El mismo año en el que fue destituido por la Generalidad Valenciana, Rodrigo Cencillo aceptó pagos de la asociación ecologista Retorna, quien se financia directamente por el fabricante de las máquinas, la multinacional noruega Tomra.

Crónica Global ha denunciado que Retorna recibió en 2016 en torno a 200.000 euros provenientes de Tomra Systems a través de Alemania, y aproximadamente 150.000 euros en 2017 provenientes igualmente de la multinacional noruega. En el sector del reciclaje ha causado estupor conocer que el fabricante de las máquinas SDDR que se lucra con este negocio financie a una plataforma ecologista que promueve ese sistema de reciclaje.

El líder de Equo, López Uralde, defendió el pasado miércoles en el Congreso ante la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, una propuesta para reducir el consumo de plásticos, que incluye que se imponga el SDDR. En su opinión, el sistema de recogida de envases actual “es un fracaso” por sus bajos porcentajes de reciclaje, aunque las estadísticas oficiales de Eurostat indican lo contrario: la tasa de reciclado de envases se sitúa en España en el entorno del 70%, por encima de la media europea.

La presentación de esta propuesta en el Congreso coincide también con una campaña de pruebas piloto que se están realizando en algunas ciudades españolas para dar a conocer el SDDR, promovida por varias asociaciones ecologistas y liderada por Retorna.

Informa elplural.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *