Dos cazadores de Basauri y dos de sus perros mueren en un accidente de tráfico

24 Noviembre, 2016 • Actualidad

Dos cazadores de Basauri, padre e hijo, mueren al chocar con un camión en La Rioja. Las víctimas, que portaban armas de fuego y viajaban con perros, colisionaron de frente cuando circulaban por Villanueva de Cameros.

Dos vecinos de Basauri perdieron la vida el martes en un accidente que se produjo minutos antes de las cinco de la tarde en las inmediaciones de Villanueva de Cameros, un apartado pueblo al sur de La Rioja. Las dos víctimas, M. S. E. y G. S. A., padre e hijo, de 67 y 42 años, respectivamente, conducían un ‘Audi A4’ cuando se estrellaron contra un camión frigorífico. Según fuentes de la Guardia Civil de Logroño, ambos murieron en el acto como consecuencia de la colisión frontal.

El vehículo en el que viajaban los cazadores quedó convertido en un amasijo de hierros / Jesús Blázquez

El vehículo en el que viajaban los cazadores quedó convertido en un amasijo de hierros / Jesús Blázquez

Los dos hombres portaban armas de fuego y tres perros de caza, dos de los cuales también murieron en el accidente. El camionero, oriundo del municipio zaragozano de Ejea de los Caballeros, salió ileso y fue trasladado al hospital de Logroño siguiendo el protocolo de prevención sanitaria. Las autoridades riojanas informaron durante la tarde del martes a la Ertzaintza para que la Policía local contactara con los familiares de los fallecidos. El impacto fue tan brutal que el turismo quedó empotrado bajo la cabina del camión, lo que obligó a intervenir a los bomberos para desincrustar el coche. Los conductores del turismo fallecieron antes de que las asistencias médicas pudieran hacer nada por sus vidas. Tras la colisión quedó cortado uno de los carriles de la nacional y los agentes de la Guardia Civil dieron paso alternativo a los vehículos por el otro carril de la carretera.

Sucesión de curvas

El accidente se produjo en la sinuosa carretera N-111, exactamente en el punto kilométrico 280,500. El turismo circulaba en sentido Logroño y el camión se dirigía a Soria. Un vecino del pueblo colindante de Villoslada de Cameros, Adolfo González, confirmó a EL CORREO que «había llovido durante el día, aunque no llegó a helar». González describió el tramo en cuestión «como una sucesión de curvas en una carretera de montaña». Según este riojano, «la vía está bien asfaltada pero tiene peligro por los constantes giros». Otro vecino confirmaba que la velocidad en la zona está limitada a 90 kilómetros por hora, «aunque, como en todos los sitios, siempre te encuentras al que va a 40 o supera los 100».

La zona donde se produjo el accidente es tristemente conocida por su elevada siniestralidad. De hecho, en un ranking elaborado en 2015 por Automovilistas Europeos Asociados donde analizan la concentración de accidentes situaron este tramo entre los 125 más peligrosos de España. En la lista figuraban también otros dos puntos de la misma carretera. No obstante, el siniestro que se ha cobrado la vida de los dos vizcaínos es el primer choque que se registró este año en la N-111. En el resto de La Rioja, ya son siete los fallecidos este mes y 21 desde el pasado enero.

Informa: elcorreo.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *