Donald Trump suspende su decisión para importar trofeos de caza desde África

20 noviembre, 2017 • Noticias de caza

El presidente de Estados Unidos rectifica a través de Twitter su decisión de autorizar la importación de trofeos desde África tras recibir duras críticas hasta de líderes de su propio partido.

Donald Trump se lo piensa dos veces. El presidente de Estados Unidos acudió a su cuenta en Twitter la noche del viernes para anunciar que “suspende” la decisión por la que se iba a permitir a las importaciones de trofeos de caza desde África. El levantamiento de la prohibición adoptada por la agencia gubernamental para la pesca y la vida salvaje generó un estruendo entre los conservacionistas y hasta en su propio partido.

El magnate republicano, que durante la campaña electoral defendió la pasión de sus hijos Eric y Donald por la caza, colgó el comentario cuando no pasaron 48 horas desde que propio gobierno tumbara la medida adoptada en 2014 por el demócrata Barack Obama para combatir el tráfico de marfil. Ahora dice que necesita tiempo para “revisar todos los hechos” en materia de conservación.

El levantamiento de la prohibición iba a permitir que se exportaran desde Zambia y Zimbabue cabezas de elefantes y otros grandes trofeos de caza. Y eso pese a que a los animales salvajes están en la lista de especies en peligro. La explicación de la agencia es que la caza deportiva puede beneficiar a la conservación si está bien regulada y eso ingresos se pueden destinar a programas en las comunidades locales.

Trump no explica porqué rectifica, pero anuncia la suspensión horas después de que uno de los líderes republicanos en el comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes pidiera que se reconsiderara la decisión. El representante californiano Ed Royce dijo que era “un movimiento equivocado en un momento equivocado”, en referencia también a la situación política en Zimbabue.

“Los elefantes y otros grandes animales en África son una moneda de sangre para las organizaciones terroristas y están siendo matados a un ritmo alarmante”, insiste Royce en una nota, en la que defiende la necesidad de salvar la vida de estos “majestuosos animales” por una cuestión también de seguridad nacional. Se calcula que hay 400.000 elefantes salvajes en África, frente a cinco millones hace un siglo.

La opinión pública y los activistas no entendían tampoco por qué se adoptaba esta decisión, que se ve como un guiño a las grandes fortunas que pueden costearse safaris para ir de caza. Y con la polémica volvieron a circular las imágenes de sus hijos posando junto a cadáveres de especies en peligro. En una se ve a Donald Jr. cogiendo la cola de un elefante cortada con un cuchillo y el arma apoyada en el animal muerto.

El presidente si recibió el aplauso de la Asociación Nacional del Rifle, al considerar que se estaba dando con la decisión de levantar el embargo “un paso significativo para reconocer la caza como una herramienta para la gestión de la vida salvaje”. La WWF y otras organizaciones dedicadas a preservar la vida animal señalan hay más matanzas en las zonas donde se permite la caza deportiva.

Informa Sandro Pozzi para elpais.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *