Donald Trump Jr. vuelve a España para cazar en la Sierra de Gredos

26 noviembre, 2018 • Noticias de caza

El hijo del presidente de EE.UU. y sus acompañantes pernoctaron en la localidad cacereña de Jarandilla de la Vera.

Trump Jr. probó la carne del macho montés que él mismo abatió y dio buena cuenta de castañas asadas a la lumbre.

«Lluvia, frío, viento, nieve, niebla… Durante tres días hizo de todo. Cualquier otro habría decidido quedarse a buen recaudo, pero él no renunció a salir al monte». Con estas palabras, una de las personas que le acompañaron explica a ABC qué se encontró Donald Trump Jr. (40 años) en la que ha sido su segunda visita a nuestro país en poco más de seis meses.

Entre la intensa campaña de las elecciones legislativas en Estados Unidos –que tuvieron lugar el pasado 6 de noviembre– y la celebración de Acción de Gracias en compañía de sus hijos, el primogénito del presidente Trump se permitió tres días de desconexión, aventura y experiencias «lejos de la civilización» en los parajes de la Sierra de Gredos.

Conservacionismo

Gran aficionado a la caza –«desde luego, con su disposición a salir cada día pese de unas condiciones climatológicas terribles, dio muestras de que realmente le apasiona», explica esta misma fuente– y conservacionista convencido, Donald Trump Jr. regresaba a España después de un viaje realizado el pasado mes de abril. En primavera disfrutó del paisaje «único e increíble» –tal y como el mismo escribió por aquel entonces en su cuenta de Instagram– de las serranías de Beceite, en la provincia de Teruel. En este segundo periplo, y ya en pleno otoño, el empresario neoyorquino se interesó por el proyecto de recuperación del macho montés en los terrenos de la Reserva Regional de Caza Sierra de Gredos, cuyo origen se remonta al año 1905, cuando los ayuntamientos y propietarios particulares de la zona hicieron donación al Rey Alfonso XIII de los derechos de caza en sus terrenos. En concreto, se transfirieron la laguna grande, las cinco lagunas y los riscos que las limitan por el sur.

A principios del siglo XX, solo se tenía conocimiento de la existencia de menos de una docena de ejemplares de cabra montés en la zona –un macho, siete hembras y tres cabritos–. En la actualidad, el número se cifra en unos 18.000. Gracias al plan de ordenación cinegético para mantener una población sostenible de esta especie, esta reserva situada en la provincia de Ávila se ha convertido en uno de los destinos más atractivos para cazadores españoles y extranjeros.

Desde el alba

Según ha podido saber este periódico, Donald Trump Jr. y parte de sus acompañantes pernoctaron en Jarandilla de la Vera (Cáceres), la localidad que dispone de los mejores alojamientos de la zona, entre los que se incluye el Parador Nacional. Comenzaban al amanecer y regresaban cuando caía la noche. Durante las tres jornadas, transitaron a pie y acompañados de caballos por la reserva y, también, por el Valle del Jerte. Donald Trump Jr. abatió un macho de cabra montes. «Se trataba de un ejemplar viejo y posiblemente este sería su último invierno», comenta uno de sus compañeros de expedición. «Por supuesto, no se dispara a lo primero que sale al paso. Cuando se viene aquí se sabe qué se va a cazar: animales adultos y que suelen moverse en solitario. El propósito es seguir una gestión racional y sostenible de esta actividad y él lo tenía muy claro».

Bocadillos en el monte

El hijo del presidente de EE.UU. probó la carne del macho montés que él mismo abatió y también dio buena cuenta de bocadillos de embutido con tomate en pleno monte, así como de castañas asadas en las brasas de una hoguera. No hubo tiempo para disfrutar de los restaurantes de la comarca. Ni siquiera para hacer un breve recorrido turístico por la zona. «Él venía a pasar tres días lejos del trasiego de Nueva York y los aprovechó en el monte. Para él, el verdadero descanso está en poder disfrutar de experiencias en la naturaleza, lejos de la civilización», aclara otro de sus compañeros de partida.

Discreto y seguro

El último viaje de Donald Trump Jr. a España ha sido organizado por Shikar Safaris, compañía dirigida por Kaan Karakaya y dedicada a aventuras de caza por todo el mundo. No es la primera vez que Trump confía en Shikar Safaris debido a la discreción y seguridad durante sus escapadas. De hecho, no han transcendido detalles sobre el dispositivo de seguridad que habitualmente le rodea. «Fue todo muy discreto –continúa la misma fuente–. Hasta que no dijeron su nombre, apenas nadie se percató de quién se trataba». Lo que sí se sabe es que entre quienes convivieron con él en las tres jornadas en Gredos estaban Juan Luengo, representante en nuestro país de Shikar Safaris, y Pedro de Ampuero, experimentado cazador y director europeo de la marca de ropa técnica KUIU Ultralight Hunting.

Precisamente Donald Trump Jr. era íntimo amigo del presidente de KUIU y ex jugador de fútbol americano Jason Hairston, fallecido el pasado 4 de septiembre debido a las complicaciones derivadas de una encefalopatía traumática crónica (CTE, en sus siglas en inglés y también conocida como «demencia del púgil») desarrollada durante su carrera profesional en la NFL (National Football League).

«Es un tipo natural, simpático y bastante cercano», explica la misma fuente a ABC. «Su sencillez en el trato y su pasión por la aventura sorprendieron a sus acompañantes españoles, que vieron al mismísimo hijo del presidente norteamericano disfrutando de una forma de vida muy distinta a la que tiene a diario. La gente de la zona con la que se cruzó ni siquiera sabía que era él».

Donald Trump Jr. cumplió el objetivo marcado cuando, días atrás, aterrizó en España: cazar, recargar las pilas y regresar a EE.UU. sin hacer ruido.

Informa I. G. Rico para abc.es


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Carlos de la Iglesia dice:

    Buenos días, la noticia puede inducir a error, este cazador americano no ha cazado en la Reserva Regional de Caza Sierra de Gredos. Es de agradecer el interés que muestra por la historia de esta Reserva con más de cien años de historia y estoy seguro de que en ella hubieran estado orgullosos de ayudarle a conseguir su trofeo de macho montes, pero lo cierto es que este cazador no ha cazado en la citada Reserva. Por otra parte cabe reseñar que los terrenos de la R.R.de Caza Sierra de Gredos se encuentran en su totalidad dentro de la provincia de Avila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *