Detienen a un furtivo con muchos trofeos de caza, veneno y 25 kilos de marihuana

25 junio, 2019 • Noticias de caza

Las piezas de caza, el veneno, la droga y el rifle decomisados al detenido en Retuerta / Guardia Civil

El detenido es natural de Retuerta del Bullaque y tiene antecedentes por furtivismo, tráfico de drogas y uso de veneno.

Las entidades del sector de la caza y los propios cazadores muestran su rechazo ante el furtivismo en nuestro país.

Redacción | La Guardia Civil ha detenido a un ganadero de 41 años, natural de la localidad de Retuerta del Bullaque (Ciudad Real), que es reincidente en la práctica del furtivismo, en tráfico de drogas y en uso de veneno. A estos delitos se le añadirá el de tenencia ilícita de armas.

Todo sucedió el pasado martes cuando en un control rutinario realizado por la Guardia Civil en busca de veneno. Los agentes se sorprendieron al descubrir un buen número de piezas de caza, algunas de ellas incluso sangrando y otras congeladas, preparadas para su naturalización. También descubrieron 25 kilos de marihuana, un rifle para el que el detenido no tenía licencia además del veneno que estaban buscando.

La Guardia Civil ha explicado que la investigación es fruto de la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y los agentes medioambientales de la Junta, enmarcada dentro de los servicios conjuntos en la lucha contra el veneno y está teniendo unos «resultados muy satisfactorios que redundan en la mejor protección medioambiental de Castilla-La Mancha».

Además de las piezas de caza encontradas, la Guardia Civil encontró hasta 25 kilos de marihuana distribuida por toda la explotación ganadera en varios sacos.  En cuanto al veneno, se trataba de carbofurano granulado, una sustancia tóxica utilizada de forma habitual pero no perimida en el medio natural.

Cazadores contra el furtivismo

Los cazadores mostraron recientemente su rechazo al furtivismo y al tráfico ilegal de carne de caza en una operación realizada por la Guardia Civil en Zamora. En ésta, se desmanteló una trama con 16 detenidos por presuntos delitos contra la salud pública, intrusismo profesional, falsificación documental y relativos a la flora y fauna en el entorno de la Sierra de la Culebra. En aquel caso los cazadores celebraron estas detenciones al considerar que se había hecho una «limpia» de personas que realizan actos perjudiciales para el mundo de la caza.

En Castilla-La Mancha, el Seprona también trabaja contra el furtivismo y la comercialización ilegal de carne de caza con el fin de evitar intoxicaciones entre la población por consumir carne en mal estado o infectada con alguna enfermedad.

Hay que recordar que los delitos por furtivismo se han triplicado en los últimos años.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *