Detienen a tres furtivos tras haber encañonado al dueño de un coto

12 julio, 2019 • Noticias de caza

Los delincuentes fueron descubiertos in fraganti por la víctima, que decidió llamar la atención de estas personas tras llamar al Seprona

Los furtivos se enfrentan a acusaciones por delitos contra la fauna y flora y por amenazas con arma de fuego

Redacción | El pasado domingo, el dueño de un coto privado situado en el término municipal de Moguer, en la provincia de Huelva, sorprendió en sus tierras a tres individuos que se encontraban furtiveando. El dueño, al verlos, alertó al Seprona y acto seguido se dirigió a ellos para llamarles la atención.

Se trataba de dos adultos y un menor que, lejos de quedarse quietos, encañonaron al hombre y cargaron las armas, tal y como ha relatado la Guardia Civil a los medios. Además, intentaron golpear al dueño de las tierras con una de las armas para acto seguido huir a pie, dejando el coche tras de sí.

Este hecho fue el que hizo que los agentes que se desplazaron hasta el lugar pudieran identificarlos. En el interior del vehículo, además, dejaron diverso material de caza. Al día siguiente las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado pudieron dar con los delincuentes y les retiraron todas las armas que tenían registradas en la Intervención de Armas de Huelva.

Así pues, estas personas se enfrentan a denuncias por delitos de amenazas con armas de fuego y otro contra la flora y fauna. El caso ha sido puesto en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Moguer.

Otro caso reciente

Hace sólo tres días, también en la provincia de Huelva, en el municipio de Niebla, otro furtivo fue condenado a cuatro meses de cárcel y 1.500 euros de multa por poner lazos. Además, fue condenado por un delito contra la fauna por la colocación de los lazos de acero y el de maltrato animal por haber quedado atrapado un perro en ellos habiendo sufrido daños.

Por otro lado, el acusado fue condenado a ocho meses de inhabilitación especial para realizar cualquier tipo de trabajo realizado con animales, incluida su tenencia, y un año de inhabilitación para cazar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *