DESAFORTUNADO TRATAMIENTO DE LA PRENSA DE UNA BUENA NOTÍCIA CINEGÉTICA

20 junio, 2011 • Pluma invitada

Según un artículo publicado en la edición de hoy, día 20 de Junio, de El Periodico de Cataluña. Cazadores, payeses y la Conselleria d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Medi Natural han declarado la guerra al jabalí.”

Con esta “desafortunada” afirmación, el señor Ferran Cosculluela transforma una acertada decisión sobre la correcta gestión de una especie en franca y peligrosa expansión en todo el territorio catalán, en un acto que puede interpretarse como irracional y desproporcionado.

Creo que es de suma importancia que tres sectores implicados en la sostenibilidad del Medio Ambiente y que desarrollan su actividad en el Medio Natural se hayan puesto de acuerdo en un tema tan importante come es el control poblacional del jabalí. Podremos mantener diferencias sobre tiempos de veda o desvede, si en Marzo tal o en Julio cual,  de por qué en Lleida sí y en Barcelona no o quién decide cuando hay o no hay daños suficientes para intervenir. Pero lo que está claro es que la aceptación por todas las partes implicadas de la realidad que envuelve a las poblaciones de Jabalís en Cataluña era un paso necesario e ineludible que parece ser que ahora se ha dado.

No olvidemos que el aumento desproporcionado del número de individuos de esta especie: Influye directamente en poblaciones de otras especies como el conejo, la perdiz o el sisón, entre otras muchas de nuestro medio, que sufren la predación por parte del Jabalí en sus fases de cría. Que afecta negativamente a cosechas cerealísticas que son devastadas por la irrupción de piaras. Que provoca innumerables accidentes de tráfico que en algunos casos conllevan consecuencias graves para la integridad física de los conductores siniestrados. O que les hace perder su condición de animal salvaje por la necesidad de alimentarse dentro de grandes y pequeñas urbes por la imposibilidad de encontrar alimento suficiente para todos los animales de la especie en su hábitat natural.

Observando estos puntos y constatando la realidad poblacional de la especie, no hace falta pertenecer al mundo cinegético para vislumbrar la imperiosa necesidad de revisar la forma de gestionar el aprovechamiento cinegético del Jabalí con la ampliación de capturas de forma controlada y no indiscriminada como sugiere el titular del señor Cosculluela.

Enlace del artículo de El Periodico:

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/temporada-del-jabali-amplia-para-frenar-los-danos-campo-1048279




2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Cómo bien sabes, Miguel, hace poco estuve en la zona del Vallès, dónde, como en otras zonas de Barcelona los jabalíes son auténticas plagas difíciles de controlar.

    Me sorprendió sobre manera que la única opción legal de cazarlos fuese en batida, ya que, debido a la espesura del bosque, no se puede explorar con minuciosidad. Los cazadores locales me comentaron que cada año hay más y que la dificultad de su caza también aumenta campaña tras campaña, cosa que no me sorprende.

    La administración debería empezar a tomar medidas realistas de una vez por todas. Si se aprueba finalmente la ley que obliga a los seguros de los automóviles a costear los accidentes de tráfico por animales, estoy seguro, que estos harán fuerza y algo cambiara el asunto…

    Un saludo

  2. Miguel González Hdez. dice:

    Hola Juan Carlos, es cierto que en época de desvede la única fórmula de caza de jabalís permitida en Catalunya es la batida pero en época de veda y siempre que sea por daños a la agricultura se autorizan esperas nocturnas. Excepcionalmente se ha llegado a autorizar alguna batida fuera de temporada pero en casos muy concretos y con densidades de jabalíes extremas.
    En cuanto a la modificación de la Ley de Seguridad Vial, recemos. Ya hay voces de sectores concretos que se han alzado contra “esa minoria que hace de la muerte de los animales un disfrute y que encima exigen que entre todos paguemos la muerte de los jabalís que no podrán cazar”. Sin base ni conocimientos reales pero por desgracia con una masa social seguidora a pies juntillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *