Denuncian a tres furtivos por abatir ciervos en cotos de la comarca de Antequera

27 Diciembre, 2016 • Actualidad

Un total de cinco ciervos han sido decomisados durante las últimas semanas por actos de furtivismo en los municipios malagueños de Archidona y Antequera. Las actuaciones y las denuncias a los tres furtivos han sido realizadas por agentes de medio Ambiente de la Junta de Andalucía y se enmarcan dentro del dispositivo creado para erradicar el furtivismo de la zona durante la presente temporada de caza. Otros dos cazadores han sido denunciados en zonas de seguridad en las que no está permitida la caza.

Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía destinados en la comarca de Antequera (Málaga) han pillado ‘in fraganti’ en las últimas semanas a tres furtivos por abatir a un total de cinco ciervos en dos cotos de caza menor y a otros dos por cazar en espacios prohibidos (junto a las vías del tren y en la reserva natural de la Laguna de Fuente de Piedra), por lo que han sido denunciados administrativamente. Las actuaciones están enmarcadas dentro del dispositivo montado en la zona para erradicar el furtivismo durante la temporada cinegética 2016-2017. La intervención más reciente se produjo hace unos días en un coto privado ubicado en la zona de Las Pedrizas, donde tenían permiso para tirar a jabalíes pero entre las presas apareció un ciervo.

Cabeza de uno de los ciervos abatidos / Diario Sur

Según explica el coordinador de este servicio en la zona norte de Málaga, se trata de una finca donde habitualmente se practica la caza menor, aunque contaba con una autorización puntual para una batida de jabalíes. El cazador fue denunciado, y se levantó acta de lo sucedido por si la Junta decida abrir expediente sancionador al titular del recinto por incumplimiento de autorización. El ciervo fue decomisado y, tras avalar el veterinario que era apto para el consumo humano, donado a un comedor social de Antequera.

El mismo destino que tuvieron tres de los cuatro ciervos que también fueron hallados en otro coto de caza menor situado entre los términos municipales de Antequera y Archidona al que anteriormente se les había concedido permiso para disparar por control de daños a hembras y crías de ciervos, pero que seguían haciéndolo pese a haber expirado la autorización administrativa. Fue en un control realizado por los agentes medioambientales a la salida de las instalaciones cuando se halló una hembra abatida en el interior de un vehículo. Al día siguiente se realizó una entrada al coto en un servicio conjunto con la Policía Nacional y se encontraron otros tres animales, uno de los cuales había sido depredado por alguna especie carroñera de la zona, por lo que no pudo ser aprovechado para fines sociales.

Del mismo modo, recientemente también fue sorprendido un hombre en el término municipal de Humilladero cazando con varios perros dentro del área de seguridad de las vías del tren de alta velocidad, que está vallada, por lo que fue denunciado por poner en riesgo la integridad física de los viajeros. Asimismo, otro cazador fue interceptado en la reserva natural de la Laguna de Fuente de Piedra. Además de las sanciones administrativas por infringir la Ley de la Flora y la Fauna Silvestre que suelen ser penalizadas por multas de unos 600 euros y retirada del permiso, los casos más graves pueden tener la consideración de delito y acabar en la Fiscalía de Medio Ambiente.

Informa: Francisco Jiménez para diariosur.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *