Denunciado por cazar un corzo y en pleitos para ser celador mayor

26 octubre, 2011 • Noticias de caza

Alberto García González ha negado ser el autor de los incendios en Los Ancares que han mantenido en vilo a los servicios de extinción, en el último mes. El detenido, sin embargo, no se encontraba del todo satisfecho en su puesto de simple celador —y fuentes cercanas a la investigación y de su entorno señalan que esté podría ser el móvil de su presunto ánimo incendiario— y aspiraba a ser celador mayor de la Reserva de Caza, hasta el punto de mantener un pleito judicial con la persona que ocupa la plaza en la actualidad. Su facilidad para moverse por las pistas forestales usando su vehículo oficial y sus presuntas malas relaciones con vecinos y compañeros le pusieron desde el primer momento en el ojo de la sospecha hasta su detención ayer, cuatro días después de que las lluvias de otoño concedieran una tregua a los servicios contra el fuego.

Agentes del Seprona ya le habían denunciado en su momento después de sorprenderle con un corzo cazado sin el precinto oficial —que sirve para limitar la actividad cinegética en las reservas—, aunque fuentes de la administración señalaron que la supuesta infracción no llegó a prosperar.

La Guardia Civil ha contando con ayuda vecinal y del personal de la Junta. Al menos en el caso de García González, el supuesto pacto de silencio que en otras ocasiones ha encubierto en los publos a los supuestos autores de incendios no ha funcionado.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *