Voces de caza

Dani Gómez: «Intento que los montajes de Playmocaza sean educativos»

21 Febrero, 2017 • Entrevistas

Soy un joven cazador, entusiasta del mundo cinegético. Mi experiencia tiene doble lectura, pues aunque llevo saliendo con el morral casi 25 años siguiendo a mi padre allá donde me llevaba, es cierto que por mi propia cuenta ésta es más bien corta. Tampoco he cazado demasiado en términos numéricos, pues siempre hemos sido de cazar en abierto; pero no me importa, la caza es otra cosa. No creo que sea diferente de cualquier otro cazador: me gusta el monte, los animales, y siempre que puedo intento fotografiar y grabar los lances en cada salida, aunque los nervios siempre me jueguen malas pasadas. Comparto muchas de mis inquietudes en mi cuenta @autenticodani_g. Lo que sí debo admitir es que no muchos monteros llevan en su morral unos pocos Playmobil con los que hacer alguna foto…

¿Cómo definiría Playmocaza?

Playmocaza es la unión de mi gran pasión, la caza, y de mi principal hobby, la colección y recreación de escenas con Playmobil.

¿Hasta qué punto es Playmocaza algo diferente o ha innovado en el mundo de la caza?

Bueno, desde luego no es algo muy visto y por ello es diferente, pero me parece cuanto menos pretencioso calificarlo como algo innovador. Prefiero pensar que es algo complementario. Algo con lo que poder acercar a los no cazadores a nuestro mundo de una forma sencilla y amable. Y para los no cazadores algo curioso de admirar y de disfrutar.

¿Cómo empieza su atracción por los muñecos de Playmobil y cuándo surge la idea de asociarlos con la caza?

Ya de pequeño tenía Playmobil y curiosamente unas Navidades me regalaron una caja muy bonita, la mítica 3741 del año 93, ya descatalogada, con la que jugué muchísimo. De hecho a alguna montería se vino conmigo.

Luego los años postergaron a este juguete al ostracismo; había otras cosas. Pero hace tres años me encontré en Madrid con una exposición que versaba sobre la afamada batalla de Gettysburg por amClicks (Asociación Madrileña de Coleccionistas de Clicks de Playmobil) que me cautivó. En esa misma exposición había un mercadillo de piezas sueltas donde me pude comprar un corzo y una gabata. Estaba encantado. Y me dio por buscar en internet y había muchos “locos” que intercambiaban piezas por foros y que recreaban historias y escenas con sus Playmobil. Ahí empezó todo.

¿Cómo crea los clicks cazadores y hace la recreación de los escenarios?

Bueno, Playmobil como tal no vende cazadores; son guardabosques, leñadores, cualquier cosa… Ya sabemos que la caza no vende, y ahí es donde entra la interpretación del ojo que mira. Yo les paso por cazadores. Por desgracia no son tantos los que me pueden valer que Playmobil venda de serie, y me toca combinar elementos de aquí y de allí para aumentar la colección. A esto último se le llama “customizar”.

En cuanto a los escenarios, habría que diferenciar los naturales, donde poco hago más que aprovecharme de un buen tiro de cámara, de los realizados en casa, donde la cosa se pone más complicada y donde hay que tirar de ingenio para recrear algo.

Además combinar los elementos removibles, ¿hace alguna modificación personal a los clicks para caracterizarlos?

Alguno que otro ha sido pintado o ha visto como una pegatina lo adorna (risas), pero por lo general no me gusta modificar mucho lo que crea Playmobil porque bajo mi punto de vista pierde la esencia este maravilloso juguete. El verdadero reto está, en la medida de lo posible y con las piezas disponibles, crear algo nuevo. Lo otro ya sería modelismo.

¿Playmocaza es entretenimiento solamente o hay algo más?

Sin duda es entretenimiento, es un hobby más, una forma de escape y una forma de poder contar historias. Algo que me gusta mucho, pero sin duda hay algo más. Con mis primeros montajes, los cuales compartí en medios totalmente ajenos a la caza, me encontré con aceptación, con rechazo y sobre todo con mucho desconocimiento. Eso me llevo a pensar que con mis cosas podía hacer llegar un mensaje didáctico, Algo que compartir y que enseñar. Mostrar que la idea negativa de la caza no es tal, que tiene importantísimos valores positivos. Y desde entonces, cámara en ristre, quise ayudar de mi humilde manera a la caza.

En la foto se puede ver cómo una cazadora no apunta ni dispara a una hembra seguida de rayones / Dani Gómez

¿Se pueden difundir los valores de la caza a través de unos juguetes?

Yo creo que sí. Y de hecho con mis recreaciones lo intento. En septiembre de 2016 tuve la oportunidad de montar dos dioramas dentro de una exposición de pequeños dioramas en un centro comercial de Rivas. La caza, mucha gente piensa que es salir al campo y ponerse a tirar tiros a diestro y siniestro y yo quería mostrar que no lo es. Y en ella intenté reflejar los métodos de caza más comunes, los animales, las normas, las reglas, la conservación y la buena praxis. Y creo que lo conseguí. Obtuve buenas críticas y mucha gente me comunicó que fue muy educativo.

¿Cómo ha valorado el sector de la caza su idea y proyecto? Y fuera de él, ¿se ha dado a conocer?

Pues el sector de la caza, la verdad, es que me ha acogido muy bien. Sobre todo a raíz de estos dioramas que comentaba, donde se hicieron eco de ellos. Desde entonces, las imágenes que muestro en Twitter suelen gustar, y me ha hecho entrar en una comunidad muy agradable, con la que no sólo compartir mi Playmocaza sino mis preocupaciones cinegéticas y el día a día de todas estas estupendas personas. Es como estar en la junta previa a una cacería todos los días (risas).

¿Cómo surge la idea de narrar jornadas de caza y campo en su blog mediante la ilustración con clicks?

En realidad es al revés, el blog surge para dar soporte a lo anterior (risas). Pero la idea de narrar surge de mi gusto por contar historias y de realizar fotografías. Ambas cosas siempre me han gustado. La verdad es que también recreo historias y escenas medievales; estas fruto de los afamados libros de “Juego de tronos”, pero el ojito derecho son y siempre serán las escenas de caza y campo, ya se sabe… la cabra siempre tira al monte.

En los textos de las recreaciones que hace, ¿qué ideas principales o conceptos intenta transmitir y por qué?

Como todo, al final lo que se recrea es una manifestación de cómo te sientes en ese momento, y de las circunstancias. No siempre es lo mismo. Algunas veces me sale algo más lúdico que en otras… no sé, me viene de dentro, pero sí es cierto que intento que los montajes de Playmocaza sean educativos, que alguien que no sepa nada de caza pueda entender y aprender… También evito explicar violencia o recrearme en ella. Los valores de la caza son otros y bastantes ataques externos tenemos de fuera como para que yo los alimente.

Las imágenes que crea con los clicks en el campo, ¿requieren de alguna técnica fotográfica?

Sobre todo se necesita coger perspectiva, y saber que limpio a casa no vas a volver. Requiere tirarse por el suelo. Y lo peor es cuando te cruzas con el paisano de turno que se queda ojiplático mirándote (ríe). ¡Complejos fuera!

¿Tiene algún tipo de acuerdo con Playmobil España? ¿Se han interesado por su proyecto?

No y no. Por un lado, Playmobil no cuida demasiado a los coleccionistas y, por otro, somos muchos los que hacemos recreaciones con Playmobil. A todos no nos pueden atender. De hecho, para mi proyecto más próximo, que será exponer con la participación de Jara y Sedal en Cinegética, les contacté informándoles del tema y me contestaron en la línea que comento.

¿Tiene colaboradores o empresas que le ayudan con Playmocaza?

Empresas, ninguna; sí alguna se anima, aquí estoy (risas). Y colaboradores, bueno, siempre hay amigos con los que hablar, opinar o pedir. Y admito que tengo muchos y buenos. En cualquier caso estoy abierto a todo. Creo que la vida es relacionarse y, si Playmocaza lo permite, mejor que mejor.

¿Tiene alguna novedad que anunciar? ¿Qué proyectos tiene a medio y largo plazo?

Lo comentaba antes: el próximo mes, durante la feria de Cinegética en Madrid, participaré en el stand de Jara y Sedal con un diorama de casi 4 metros cuadrados. Tengo mucha mucha ilusión por este proyecto. Desde que empecé a recrear cosas con Playmobil tenía como sueño o meta exponer ante la comunidad cinegética y ahora, gracias a Jara y Sedal, puedo hacerlo. Creo que gustará, pues hay muchas horas invertidas en él, mucho cariño y mucha ilusión.

Pensando en algo más a largo plazo, me gustaría una exposición con varios dioramas; no sé, algo donde representar la caza en África, en la Prehistoria, en la Edad Media… Entrar con más detalle en cada modalidad. Ideas hay muchas, pero esto requiere inversión y alguien que quiera ceder el espacio. No es fácil.

¿La caza es un juego?

¡Rotundamente, no! Una cosa es recrear, jugar, ilustrar con juguetes; pero la caza es otra cosa. Es pasión, es ladra, es jara, es conservación… ¡no es un juego!.

Si tuviera que destacar una frase o reflexión sobre la caza, ¿cuál sería?

Mi padre me enseñó que la caza es escasa, difícil e incierta. Y para mí esta frase es toda una declaración de principios que debe regir la caza.

Apunte final… para los lectores de CAZAWORLD.

La caza es nuestra pasión, no nos debemos esconder. Lo que hacemos es lo que nos gusta y no es algo malo por mucho que desde agentes externos se empeñen en criminalizarnos. El respeto debe empezar por el que nosotros nos hacemos a nosotros mismos. Cuidar la imagen es importante. Y rebajarnos al nivel de quien nos ataca no nos lleva a ningún lado. Sensatez, amigos: la lucha es larga y difícil y de resultado incierto. No pienses en lo que la caza puede hacer por ti sino qué puedes hacer tú por la caza. A veces algo tan sencillo como sacar fotos a tus Playmobil puede mínimamente ayudar.

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *