Sanidad detecta en cuatro comunidades garrapatas que causan fiebre hemorrágica

21 Abril, 2017 • Información de interés

Un estudio que ha sido coordinado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha detectado la presencia de garrapatas infectadas por el virus que causa la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo o FHCC. Los ácaros infectados se han detectado en siete comarcas de Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura y Castilla y León. En caso de que una garrapata se enganche es necesario quitarla en 48 horas, que es el periodo de incubación. A pesar del hallazgo, las autoridades aseguran que el riesgo de contagio a humanos en España sigue siendo bajo.

En septiembre de 2016 se confirmó el primer contagio por el virus de fiebre hemorrágica Crimea-Congo (FHCC) no sólo en España, sino en toda la zona de la UE. Se trataba de un varón de 62 años que fue picado por una garrapata de la familia Bunyaviridae mientras paseaba por el campo, en la provincia de Ávila. Falleció en el plazo de diez días tras sufrir una crisis hepática. Poco después, una enfermera del Hospital Infanta Leonor se contagió, presumiblemente por tener contacto con fluidos de este paciente. Afortunadamente, se recuperó. Con todo, la situación llevó al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a coordinar un estudio que comenzó el pasado octubre y que se ha cerrado recientemente en colaboración con cuatro comunidades autónomas en las que se piensa que las garrapatas del género Hyalomma, potenciales portadoras del virus, son más habituales: Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura y Madrid. De un total de 11 comarcas estudiadas, siete contaban con garrapatas infectadas por el Crimea-Congo. Se analizaron en torno a 9.500 de estos ácaros. Y unos 300 dieron resultados positivos.

«Se estudiaron las garrapatas en animales silvestres, fundamentalmente en ciervos, y en animales domésticos. En los domésticos no dieron resultado positivo, lo que significa que el riesgo de que las personas sufran el virus sigue siendo muy bajo», explicó Elena Andradas, directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación. No obstante, y debido al hecho de que «la infección por este virus no produce sintomatología en la mayoría de los casos, no podemos descartar que se haya producido algún otro que haya pasado inadvertido». En todo caso, Andradas hizo hincapié en que «la mejor forma de prevenir las enfermedades transmitidas por las garrapatas es evitar la picadura». De ahí que se vaya a reforzar la información y las recomendaciones a la población en general con vistas a este verano, cuando estos ácaros se encuentran más activos –en invierno están en letargo– y se multiplican las actividades de senderismo y otras al aire libre. Además, en mayo, se realizarán estudios en garrapatas presentes también en el suelo y en la vegetación.

Ricardo Molina, responsable del laboratorio de entomología médica del Centro Nacional de Microbiología-Instituto de Salud Carlos III, afirmó que los ácaros del género Hyalomma pudieron llegar a nuestro país por dos vías: a través de animales importados, algo «poco probable», o a través de «aves migratorias» procedentes del Norte de África.

El virus se puede contraer debido a una picadura directa, con un periodo de incubación de 48 horas, o por el contacto con fluidos y tejidos de animales o personas infectados previamente por el ácaro –como ocurrió con la enfermera–, alargándose el periodo a cinco o seis días. De hecho, la población ganadera está especialmente expuesta por su labor. «Las garrapatas del género hyalomma nos ‘‘huelen’’, nos buscan activamente, por lo que es importante protegerse». Su letalidad se cifra entre el 10% y el 40%. En estos casos, la muerte suele llegar en la segunda semana. En cuanto a los pacientes que se recuperan, la mejoría comienza generalmente al noveno o décimo día. Como tratamiento, se suele utilizar el antiviral ribavirina.

Cómo protegerse

Ropa

Es importante utilizar manga larga y pantalón largo y evitar las sandalias.

Repelentes

Utilizar aquellos autorizados. En el caso de los animales de compañía, se le debe aplicar algún antiparasitario externo.

Revisar la piel

Al finalizar la jornada, debe examinarse todo el cuerpo, sobre todo axilas, ingles, cabello, detrás de las rodillas…

Extracción

Es importante quitar la garrapata en 48 horas. Impregnándolas en aceite se desenganchan de la piel.

Informa J. V. Echagüe para larazon.es

Artículos relacionados


2 comentarios. ¿Quieres agregar algo?:

  1. Abel Saldarreaga Marín dice:

    Soy Abel Saldarreaga, médico de familia. Es crucial la información correcta en relación a la extracción correcta de una garrapata. NO DEBE UTILIZARSE NADA SOBRE ELLA: ni aceite, vaselina, gasolina, acetona, pasta de dientes…ninguna sustancia. Tampoco quemarla cuando esté anclada. Y no zarandear, retorcer o girar. Todas estas medidas no solo no benefician sino que pueden perjudicar, al aumentar el riesgo de transmisión de patógenos al hombre. El.mejor método de extracción es con pinzas. Si no sabemos, acude a tu médico antes de las primeras 24-48 horas. Las garrapatas transmiten enfermedades. Muchas. Y de las más frecuentes la enfermedad de Lyme. Estaré encantado de informar sobre garrapatas y Lyme. Muchas gracias.

  2. Rafael dice:

    Quisiera que me ampliará información sobre cómo extrae una garrapata y sobre la enfermedsd de Lyme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *