Cuando las redes sociales ‘hablan’ de caza

17 septiembre, 2018 • Miscelánea

Momento de la charla-coloquio celebrada en Feciex 2018 / Jocaex

Un decálogo sobre el empleo de imágenes en las redes sociales circula por esas mismas vías de comunicación en un momento en el que cuidar la imagen de la caza es tarea primordial.

Redacción | La imagen de la caza es un tema candente. Su importancia está de actualidad debido a que es el factor que muestra la caza ante la sociedad y por ello algunas entidades del sector y muchos cazadores trabajan y se esfuerzan porque esta imagen sea, ante todo, respetuosa con el medio natural y con las piezas que son objeto de caza.

Durante la pasada edición de Feciex tuvo lugar una charla-coloquio titulada “La imagen de la caza en las redes sociales”, en la que se abordaron distintos aspectos que caracterizan la manera en que se presenta la caza a través de las archiconocidas redes. Diversas entidades trabajan en fomentar una imagen de la caza acorde con lo que es: una actividad ligada ancestralmente al medio natural que, ejercida con conocimiento y respeto por las piezas abatidas y los propios ecosistemas, permite gestionar ese medio y disfrutar de él aprovechando, además, un recurso culinario de alto valor nutritivo.

Decálogo del cazador

Precisamente es a través de las redes donde ha comenzado a circular un decálogo anónimo de normas para mostrar con respeto y buen gusto las piezas cazadas. Lo han llamado Decálogo del cazador sobre el uso de las redes sociales.

Es uno de los principales objetivos que tiene el sector: emplear las redes sociales con sensatez para mostrar la actividad cinegética. Contando con la pluralidad de maneras de vivir la caza, urge unificar la forma de mostrarla a la sociedad para evitar interpretaciones erróneas y no fomentar las malintencionadas. Teniendo en cuenta una serie de reglas, aparentemente obvias y que recuerdan ciertos usos centroeuropeos, este decálogo pone sobre la mesa las siguientes recomendaciones:

  • Poner al animal en una posición natural.
  • Realizar las fotos, en la medida de lo posible, en el campo.
  • Evitar el exceso de sangre.
  • Separar las reses del plantel con algún tipo de vegetación y/o introducirles hojas en la boca.
  • No zuzar a los perros a que muerdan a una res muerta en la junta de carnes.
  • Evitar salir en las fotografías con la res con copas, cigarros, puros…
  • No montarse encima del animal.
  • Evitar las fotos de grupo, con el resultado final, mientras los carniceros despiezan los animales.
  • Horquillas como alternativa para colocar los trofeos.
  • Respeto hacia el animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *