Crónica de montería El Torozo, por Encicaza

28 noviembre, 2017 • Caza mayor

Tras el buen día que habíamos pasado en la jornada del sábado, nos damos cita en la mañana del domingo a las 8:30 en Los Blázquez para cazar en este caso “El Torozo “. Tras desayunar las tradicionales migas procedimos a sortear las 52 posturas encima de la mesa, saliendo las armadas ordenadamente para cerrar la mancha situada a solo 4 km del punto de encuentro.

Tras un pequeño problema de movilidad de un montero que se lastimó tras una pequeña caída, sin mas incidentes que una pequeña magulladura, se retrasó la apertura de carros que soltaban colleras a las 12:00 de la mañana.

Las rehalas, antes de este momento, habían contabilizado una quincena de disparos, lo que indicaba que la mancha, cochinera a más no poder, estaba “sopada de guarros”.

Durante la primera media hora de montería apenas se escuchaban disparos, llegando a preocupar a la organización la falta de ladras, pero aquello cambió, ¡y de qué manera!

Los jabalíes se habían subido de zorreo a la mitad de la macha, y los venados aguantaron en sus camas hasta que los canes dieron con ellos. Desde ese momento fueron dos horas y media de ladras y lances continuos, simultáneos por toda la zona, posturas que jugaron diez y doce lances, muchos de seis y siete. Lo cierto es que, en líneas generales, los monteros no estuvieron muy finos, se fallo muchísimo, pero es que había mucha caza en la mancha y el resultado fue muy bueno, con un total de 48 jabalíes y 9 venados, destacando dos navajeros y un buen venado. Resultado muy positivo una vez más, pero que se antoja corto para lo que había en la mancha.

Posiblemente, si el tiempo hubiera estado mejor, el campo estaría en otras condiciones para que los canes den mejor con la caza, pues a duras penas encuentran los rastros y parece que seguimos en el mes de agosto con tanto polvo y tan poca agua.

Agradecer a Manolo R. y a Vicente, propietarios de “El Torozo” y “Barranco Blanco” por dar la oportunidad a Agrocinegética Encicaza de cazar en su casa; al amigo Alfonso, por tanto trabajo en labores de gestión. Gracias a Adrián y a nuestro amigo Pepe M., quien en colaboración con Agrocinegetica Encicaza, organizamos esta bonita finca cordobesa.

Crónica de Carlos Casilda Sánchez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *