Crónica de montería de Corrales, por Encicaza

11 diciembre, 2017 • Caza mayor

Se daban cita los monteros el sábado en el Rincón del Abade de Encinasola para arrancar la doble jornada que tendrían en este fin de semana con Encicaza. “Corrales” era la mancha elegida para el sábado, donde 54 puestos cerrarían el total de las aproximadas 1.000 hectáreas con que cuenta la finca, siendo tan solo diecisiete de ellos puestos de traviesa, dando así más opciones de jugar lance a todos los monteros.

Para ello había que hacer un gran trabajo por parte de las rehalas, que batirían el monte en varias sueltas. Un total de 32 recovas serían las encargadas de mover la caza para cumplir el objetivo de la organización, dirigidas por Manuel Infante y Hugo Larrubia.

Tras el tradicional desayuno se daban las últimas indicaciones y recordatorios para que todo saliera bien: normas de seguridad y pautas para disfrutar de una gran jornada de caza, dando paso al sorteo con los 54 sobres encima de la mesa.

Sobre las diez tuvo lugar la salida, organizada y rápida, hacia la finca, muy próxima al municipio, estando completamente cerrada la zona a cazar sobre las 11 de la mañana. Con los cierres ya montados, se escuchaban los primeros tiros.

Unos quince lances distintos se contabilizaban antes de soltar, por lo que todo parecía indicar que la mancha estaba muy buena de cervuno.

A las 11:30 abrieron portones los carros de las rehalas, que repartidos en diez sueltas distintas iban a recorrer manos muy cortas. Los paternas eran los grandes protagonistas de la jornada, dado que en la zona es el perro mas utilizado por las recovas y darían un auténtico recital en la sierra.

A pesar de los cientos de ciervas que había en la mancha, perros y perreros trabajaron incansablemente todo el día, dando con los jabalíes y venados que aguantaron en sus encames todo lo que pudieron. Había muchos y algunos muy, pero que muy buenos.

Francisco Carretero fue uno de los afortunados del día, al hacerse con un gran ‘arocho’ en el cierre de ‘la Carretera’, y también con un bonito venado de doce puntas. También lo fue Diego Sanchez-Mejías en el cierre de ‘Campillo Mingueado’, haciéndose con otro tremendo macareno. Ambos dos obtendrán metal tras su medición.

También destacaría otro gran trofeo conseguido por Gerardo en el cierre de ‘Pelos Negros’, un gran venado de 17 puntas al que también habrá que medir junto a una gran cochina cobrada en la misma postura.

Destacarían otras posturas como la ocupada por Fernando Montero y Juan Sánchez, jugando tres lances a jabalíes y cobrando un navajero. También el venado de gran porte de Antolín García, o Paco Moreno con un buen venado de montería y otro navajero. Destacar los dos venados y un jabalí cobrados por Juan Carlos Guillén, ajusticiado tras la montería por su noviazgo hace nueve años. También destacó la postura de José Luis González con dos reses más, o la de Abraham Vázquez Castilla, con dos venados y dos jabalíes cobrados, o la de Ildefonso Casilda con cinco reses… y así un largo etcétera hasta los 33 venados y 24 jabalíes que llegaron a la junta, sumándole 40 ciervas de gestión. De estas últimas, destacar que eran cientos de ellas en pelotas de diez y quince juntas, las cuales dieron una tremenda paliza a los canes.

Hay que destacar una vez más la labor que hicieron las rehalas, un auténtico recital de organización y trabajo por su parte. La apuesta de Manuel Infante y Hugo Larrubia salió de maravilla gracias a ellos y “Corrales” fue un éxito un año más.

Crónica de Carlos Casilda Sánchez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *