Crónica de montería de El Casco, por Encicaza

28 octubre, 2017 • Caza mayor

Tras la jornada montera en tierras cordobesas, Encicaza y sus monteros regresaban a su casa Encinasola para montear en “El Casco” la mancha Vegas de Torre.

Solo 32 posturas se colocaron en la mancha para rodear el cazadero; ningún puesto de traviesa para dar más opciones a los monteros y un buen número de rehalas, las cuales dirigió a pie de campo el capitán de montería Hugo Larrubia, que junto a Manuel Infante, tomaron la decisión de soltar varias rehalas más en el centro de la mancha para mover las reses hacia las posturas con mayor rapidez antes de que el cansancio hiciera mella en los canes.

Acertada decisión, pero con el riesgo de echar fuera de la mancha las reses si las posturas no estaban muy acertadas, algo que sucedió a la postre.

Demasiados fallos y el intenso calor hicieron que el resultado dejara un sabor agridulce. Grandes venados que fallaban en el cierre de Campillo Bajo y Sierra Estrella, y arochos que se salían del cazadero sin un rasguño mermaron definitivamente un resultado que pudo ser muy grande con relación al número de cazadores.

Definitivamente se cobraron 16 jabalíes y 7 venados, destacando un gran arocho cobrado en el 4 del cierre de Campillo por el sevillano Pablo Trancoso, otro navajero cobrado por el portugues Eduardo Días en el 5 del cierre de Puerto Bermejo y quien erró además un gran venado de 16 puntas muy gordo. No fue el único, pues un servidor fallaba estrepitosamente dos venados en dos lances distintos, uno de ellos muy bueno, pero es que cuando la caza te sorprende, saca ventaja.

En la misma armada de Puerto Bermejo, los hermanos García se hacían con 3 arochos, Rafa Matos en el 5 con otros dos y José Manuel Vargas cobraba otro navajero muy bonito en el 1 de la Carretera. También destacaron dos venados de buen porte cobrados por el extremeño José Manuel Galán y el sevillano Alberto Barthelemi.

Sabor agridulce para la organización en un fin de semana muy divertido y donde la calidad de jabalíes ha sido notable, con un ambiente muy familiar, y arrancando esta joven organización una temporada muy prometedora.

 

Crónica de Carlos Casilda Sánchez


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *