Crónica de montería de Terrías, por Vegas del Sever

10 Febrero, 2017 • Caza mayor

Terrías era la finca escogida por Vegas del Sever, para cazar durante la mañana del pasado 4 de Febrero. Como siempre, había dado cita a sus habituales en el polígono de Valencia de Alcántara, donde de manera diligente y tras las últimas indicaciones de Borja Galavís se daba paso al sorteo por armadas.

Con uno de los jabalíes cobrados en Terrías.

El día se había presentado desapacible, con fuerte viento y una lluvia que no cesaba en su empeño de empañar un día de caza, en el que había puestas muchas expectativas.

Tal y como se fue sorteando fueron partiendo los cierres seguidos de las traviesas para conformar el mapa de la montería.

Una vez colocadas las armadas, la lluvia seguía con su insistencia, con la salvedad de que el aire había menguado, lo que hacía algo más llevadero el cazar.

Sobre el medio día se soltaban las rehalas, y ya antes de este momento se había tenido conocimiento de haber cobrado un par de venados por parte de las posturas del río. Así que la montería prometía.

Fue tras la entrada de las rehalas en el cazadero cuando se produjo el fragor montero, con lances por doquier que se prolongaron desde el comienzo y hasta la retirada de las rehalas a los furgones.

Pasadas las dos de la tarde se levantaban las posturas, que, empapadas, habían soportado estoicamente el aguacero, disfrutando a pesar de la climatología adversa de un “monterión” con mayúsculas.

Todas las armadas cobraron reses; la que menos, tres, y la gran mayoría de las posturas jugaron lances, algunas de ellas con hasta seis lances fallidos a cochino.

Las condiciones adversas y los contratiempos, como el atasco de varios vehículos de una armada y de uno de los de la organización en el río, hicieron descuidar las labores de formación del plantel, que, deslucido por la intensa lluvia, no se mostró para las instantáneas de rigor.

Aún así, se cobraron la friolera de 32 venados, destacando doce de gran porte, siendo el resto venados normales de montería; 34 jabalíes, destacando de entre ellos 9 navajeros, y un ramillete de ciervas que mantuvieron entretenidos a la organización para su recogida.

La gente quiso acompañar a la organización y no abandonaron el lugar de reunión hasta bien entrada la noche, donde las copas para festejar lo allí acontecido calmaron la humedad y el frío de las ropas al amor de las lumbres preparadas a tal efecto. Así daba comienzo Vegas del Sever a este 2017 montero en casa.

Crónica de Carlos Casilda

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *