Crónica de montería de La Sima, por Cabezas Servicios de Caza

30 Enero, 2017 • Caza mayor

Hablar de esta gran finca es hablar de historia en cuanto al mundo de la caza se refiere, por lo que es para mí todo un honor el poder, de alguna manera, formar parte de esa historia. Entre los años 80 y 90 se fraguarían en España los primeros cercones de jabalí, y las primeras gestiones de fincas dedicadas única y exclusivamente al jabalí como su especie reina, cinegéticamente hablando. Entonces debemos recordar a D. Lázaro Moreno y a D. Luis Moreno de Silva, como pioneros en España en la cría y gestión del jabalí en fincas cercadas. En esos años ya se preveía lo que a día de hoy demandan más los cazadores, jabalí.

Organizadores y cazadores con jabalíes de la finca La Sima

El día 12 de enero fuimos recibidos por los descendientes de D. Luis Moreno de Silva, mis buenos amigos Luis e Iván Moreno, con los que tendríamos el gusto de compartir un gran día de caza en el que poder disfrutar una vez más de la calidad y cantidad de jabalíes de los que goza esta gran finca. De buena mañana y en el calor del pabellón de trofeos, entre innumerables recuerdos y trofeos llenos de historia que alberga la casa de la finca, se repartieron la suerte 13 afortunados monteros, emplazados para disfrutar de tan señalado día en las agendas.

En este día se cazó “La Sima”, siendo esta una de las dos manchas que componen esta gran finca. Con los 13 puestos ubicados en sus grandes tiraderos, comenzaron las innumerables carreras de jabalíes en uno y otro punto de la macha a cazar, ya que la densidad de jabalíes en esta finca es altísima. Los puestos, al contar con un cupo de 5 jabalíes, intentaron seleccionar los machos a los que poder disparar, tarea difícil pero que muchos realizaron con gran certeza como veríamos más tarde.

Se cazó la macha a una solo mano muy lentamente, haciendo de esta manera que la caza entrara chorreada a las posturas. Los perros realizaron una gran labor, ya que los impresionantes machos con que contaba la finca, en muchos casos, se resistían a abandonar sus encames, plantando cara a los valientes podencos y podenqueros.

Al final de la tarde no hizo falta preguntar a los monteros por el resultado de sus puestos, ya que la cara de muchos de ellos lo decía todo, así como también se vio en el plantel que pudimos comentar y que hoy comparto con todos vosotros, ya que el cobrar en una montería un numero importante de jabalíes, con tan solo 13 monteros y que además de los jabalíes cobrados el 90% fuesen buenos machos, es todo un monterión. Enhorabuena a todos los asistentes así como a la familia Moreno de Silva por su hospitalidad.

Crónica de Cabezas Servicios de Caza

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *