Continúa la máxima vigilancia en la Reserva de Caza de los Puertos de Beceite ante el brote de sarna

10 Noviembre, 2016 • Caza y Conservación

Máxima alerta en la Reserva Nacional de Caza de Los Puertos de Beceite ante el brote de sarna sarcóptica aparecido en los municipios limítrofes de Tarragona a finales de 2014. La preocupación es evidente ante la llegada del invierno, época en la que es más fácil que avance la enfermedad.

cabras-sarna

Ante esta situación el nuevo plan de caza de 2016/17 incluyó varias novedades respecto al control de la sarna; la nueva normativa reguló que la cabra montés afectada podrá ser cazada durante todo el año si el coto así lo considera oportuno. Medida que no termina de convencer a los cazadores que no ven del todo eficaz la medida. Sin embargo, esta medida no acaba de convencer a los cazadores, que consideran que así no se evitaría un brote de sarna en sus montes. Por su parte este año el Gobierno de Aragón autorizó un aumento en el cupo de ejemplares abatidos en un 15% respecto al año pasado.

En cualquier caso y pese a que se mantiene la alerta, desde Beceite hacen hincapié en que no se ha registrado ningún caso de sarna y que la vigilancia es constante. «No se ha detectado ni un solo ejemplar de cabra afectado por la enfermedad y lo cierto es que las noticias que llegan desde el lado catalán son alentadoras, pero en cualquier caso no se ha bajado la guardia», afirmó Ernesto Segarra, presidente del Coto de caza de Beceite.
Tampoco se ha observado que ninguna otra especie porte la enfermedad. «El jabalí puede ser portador de la enfermedad; aquí se cazan bastantes ejemplares durante toda la campaña, recorren grandes distancias y tampoco hemos encontrado ningún ejemplar que porte la sarna».

Esta enfermedad parasitaria aún no se ha introducido en Aragón y tan solo afecta a cuatro localidades de la comarca vecina de la Terra Alta (Horta de Sant Joan, Pinell de Brai, Bot y Gandesa) cuyo brote podría haberse iniciado en un rebaño de cabras domésticas, No obstante, varias medidas puestas en marcha en el lado tarraconense parecen comenzar a dar sus frutos y se está observando un retroceso en el avance de la enfermedad y en donde se han abatido hasta 75 ejemplares susceptibles de padecer la enfermedad en los últimos meses. Por su parte en el lado castellonense, la Consellería de Medioambiente podría autorizar a los 36 cotos de caza limítrofes con Tarragona que efectúen batidas de caza para disminuir la densidad.

cabra-muerta-sarna

La sarna sarcóptica es una enfermedad parasitaria causada por un ácaro y se transmite por contacto con otros animales afectados. Se manifiesta en el cuello, cabeza y espalda y después se extiende por toda la piel. Los animales pierden pelo y se les forman costras. Además, sufren picores que provocan que se rasquen de forma continua y se vayan debilitando hasta que mueren. La sarna detectada en la cabra montés no tiene ninguna repercusión en la salud humana. El parásito se transmite por contacto directo, por ello la vigilancia es más importante en invierno, ya que los animales tienden a guarecerse y a permanecer a corta distancia para combatir el frío. Tan solo es necesario un contacto mínimo con la piel de un animal infectado, que duerman en el mismo lugar o que roce una piedra en la que se ha rascado el animal infectado. Se trata de una enfermedad con una mortalidad que oscila entre el 40% y el 95% y que sí puede transmitirse a las cabras domésticas, aunque, en este caso, tiene tratamiento curativo eficaz.

Informa: lacomarca.net


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *