¿Cómo cazar un leopardo?

24 febrero, 2011 • Miscelánea

Pocos, muy pocos, son los cazadores que han tenido la oportunidad de viajar a África en busca de un leopardo, han conseguido aguardarlo, verlo y abatirlo.

¿Cómo cazar un leopardo? Aquellas personas que tengan entre sus pretensiones, abatir un leopardo, lo primero que deberán de hacer es tramitarlo con una orgánica seria, de confianza y que les transmita ciertas garantías, dentro de las pocas garantías que se pueden dar en la caza del leopardo.

Según afirman los profesionales del oficio, un leopardo macho adulto domina un territorio de unos 40km y tarda unos siete días en volver a pisar un mismo terreno. Por ello, se preparan cinco o seis cebos antes de que el cazador llegue, y dependiendo de las huellas que deje y de la cantidad de carne que sea capaz de aupar hasta el árbol, valoraran si es hembra, macho, joven o adulto.

Si las intuiciones de los cazadores profesionales son buenas, se hará el aguardo. El puesto se colocará a una distancia prudente, en torno a tres o cuatro decenas de metros y, por supuesto, estará totalmente cerrado y mimetizado con el terreno, teniendo unos pequeños huecos para poder ver, sacar el arma y disparar.  Con mucha pero mucha suerte, el leopardo entrará en nuestra plaza, y tendremos que templar los nervios para, con un certero disparo, cobrar nuestro más ansiado trofeo.

La caza del leopardo es una modalidad peligrosa, y por tanto, además de reforzar el abatimiento con un calibre potente, deberemos empaparnos de los consejos profesionales de los guías, aunque a veces, más que ayudar, nos hagan un lío.

De la mano de Círculo de Cazadores, nos llega un magnífico relato de un cliente en el que además, se explica cómo culminar con éxito la caza del leopardo y los errores que éste cazador experimentó en su maravillosa aventura: “Cómo no cazar nunca un Leopardo”



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *