Cómo cazar un alce

9 junio, 2011 • Miscelánea

La caza del alce no es una actividad poco demandada por los cazadores españoles, si bien, bajo mi punto de vista, es una de las especies más atractivas que se puedan abatir por tan altas latitudes.

Los países que cuentan con las mayores poblaciones de alces y, por tanto, las que más se dedican a comercializar su caza son Canadá y Rusia. Habiendo dos modalidades básicas para la caza de este animal:

Caza con reclamo: el profesional atraerá al animal hasta que se encuentre a pocos metros, la tensión del momento, si logras controlar el miedo de ver un animal que puede pesar más de media tonelada a tu lado, hará que recuerdes esta gesta de por vida. Es por esta modalidad, el suculento atractivo que tiene para mí la caza del alce.

Caza con vehículo: cómo si de corzos en Hungría se tratase, se buscará el animal subido generalmente a un 4×4.

Reiterándome, como siempre que hablo de caza en el extranjero. La profesionalidad del organizador de la cacería y del guía de caza que nos acompañe durante las jornadas marcan el éxito o el fracaso de la expedición. No es muy complicado, con los medios que actualmente tenemos, corroborar con quién si y con quién no podemos realizar un viaje de esas características, perderemos un puñado de minutos pero evitaremos disgustos.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *