Celebrada en Cotobade la segunda batida de lobos

13 febrero, 2017 • Noticias de caza

Este fin de semana se ha celebrado en el término pontevedrés de Cotobade una batida autorizada para la caza de lobos. Es la segunda que la Junta gallega ha autorizado tras los ataques al ganado que se han producido en la zona, destacando las muertes de las nueve cabras y un perro de Viascón Roberto Luzán, uno de los «impulsores» de las batidas. En la primera batida celebrada no se abatió ningún ejemplar, aunque la asociación ecologista Adega afirma que se cobró una loba «de forma ilegal».

Por segunda vez en menos de un mes, sociedades de caza de Cotobade (Pontevedra) protagonizaron ayer una batida de lobos en montes del municipio, una acción derivada del aumento de los ataques a ganado de la zona, especialmente del empresario de Viascón Roberto Louzán, uno de los impulsores de estas batidas. El peinado del monte, durante toda la mañana, contaba con la autorización de la Consejería de Medio Ambiente, pero es objeto de una denuncia por parte de la asociación ecologista Adega, que critica esta sucesión de autorizaciones por parte de la Junta. El colectivo llegó a solicitar incluso la suspensión de la salida de ayer de los cazadores.

Cazadores y agentes durante una de las batidas / Rafa Vázquez

La batida se produce después de varios ataques registrados en las últimas semanas en la comarca, tanto en Cerdedo-Cotobade como en otros municipios próximos y que se atribuyen a los lobos. De hecho, ya hubo una batida recientemente en la que no se abatió ninguna pieza, por lo que la Junta gallega autorizó una segunda, la celebrada ayer. En cambio, Adega sostiene que en aquella primera salida sí fue cazada una loba, «de forma ilegal», por lo que considera «irregular» la autorización de ayer.

Sucesión de casos

En todo caso, nadie duda de que son los lobos los autores de los ataques al ganado y así se certifica en los partes de los agentes que acudieron a la granja de Roberto Louzán. Según sus explicaciones en uno de los últimos ataques perdió nueve cabras y ya solo tiene unas cuarenta de un rebaño inicial de 170. Después también murió uno de sus perros al enfrentarse a los lobos.

Pero no son las únicas bajas sufridas por este ganadero que abrió una granja de carne ecológica hace unos años en Viascón. Recibió para ello una subvención de Medio Rural y que ascendió a casi 42.500 euros, con la que llevó a cabo un cierre de 5,5 kilómetros, además de comprar 15 cabezas de ganado, todas ellas de raza autóctona. En total, la finca contaba en enero de 2015 con 36 cabezas de ganado ecológico en una explotación de 60 hectáreas, más ocho hectáreas de fincas propias para forraje entre Viascón y Carballedo.

Desde entonces adquirió más cabezas, que, según sus quejas, son objeto de constantes ataques. y ni siquiera las vallas o los perros los evitan. Ya a finales de 2016 denunció la pérdida de al menos 30 reses en aquel año, por lo que duda de la viabilidad de su explotación y de la falta de ayudas para hacer frente a las pérdidas.

También en La Estrada

Algo parecido ocurre en La Estrada, donde la incontable sucesión de casos de ataques de lobo lleva al sindicato Uniones Agrarias a cursar una petición a la Junta para que autorice urgentemente batidas. Es la solución, dice, para atajar un «grave» problema que preocupa no solo a ganaderos sino también a la población en general.

El último de estos ataques que trascendió a la opinión pública ocurrió a primera hora de la mañana del pasado sábado en una finca de Nogueira, en Callobre, donde apareció muerto, sin las vísceras, un ternero recién nacido. Tal y como explicó su propietario, este es el séptimo ataque del cánido a su ganado.

Informa N. Davila para farodevigo.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *