Cazando con respeto y tradición, Jorge Mena

15 agosto, 2011 • Sin categoría

Jorge Mena Valenciano, cazador madrileño, joven y respetuoso con el medio que nos rodea, tiene claro que para recoger hay que sembrar, por eso, opta por cuidar y gestionar adecuadamente los recursos cinegéticos que tenemos.

-¿A qué te dedicas? ¿Dónde resides? Me dedico a gestionar como segundo encargado en un supermercado de Madrid de la calle de Doctor Castelo, “Simply City”, llamado antes “Sabeco”. Resido en Madrid capital, los mismos años que tengo, 27.

-¿Cómo te iniciaste en la caza? Me inicié con tan sólo 3 años. Todavía recuerdo  cuando me llevó mi padre y nos pusimos detrás de un muro de piedra cazando zorzales en Extremadura. Se lleva en la sangre. Todos los varones de mi familia por parte paterna son cazadores, salvo mi hermano y un primo mío. Si me preguntas desde cuándo, hay un libro de caza donde mencionan a dos antepasados míos. El libro es “Las Monterías en Sierra Morena a mediados del siglo XIX” de D. Pedro de Morales Prieto, donde mencionan a Justo Mena y a Pío Mena de los Villares (Jaén). Por lo menos está escrito desde esa época pero, posiblemente de mucho antes.

Ya con 8-9 años, hice mis primeros disparos al vuelo a las palomas zuritas, y también a los conejos. Hasta la fecha actual, sigo con ésta gran afición que corre por mis venas.

-¿Qué modalidades de caza practicas? Generalmente la menor: Descaste, media veda, el zorzal,…..La caza mayor la practico menos, aunque también me gusta.

-¿Cuál es tu anécdota de las jornadas de caza más divertidas que recuerdas? ¡Anda que no hay!  Pero me quedo con una cuando tenía 7 años. Estábamos cazando zorzales en Extremadura. Mi padre, José Luis Mena, se quedó en puesto fijo con mi abuelo, Pío Mena, mientras que yo me fui con un amigo de mi padre en mano, Luis Sánchez Molina . ¡Qué manera de andar!  Nos cundió toda la mañana y parte de la tarde. Yo ya estaba que no podía. Caminábamos por un camino y yo le decía…..” Luis estoy cansado, me duelen los pies, tengo hambre, tengo calor,….”. Todo eso le decía y más.

-De todas tus prendas de caza ¿Cuál recomendarías? Las botas de caza de agua. En Invierno, si estás en puesto fijo, llueva, haya llovido ó no, es una prenda que siempre viene bien.

-¿Qué armas de caza tienes? ¿Cuál es la que más utilizas? ¿Por qué? Tengo una escopeta y dos rifles. La escopeta es del calibre 20 FN marca Browning, heredada de mi abuelo y que con mucho gusto voy con ella a cazar, a tirar al plato y a participar en tiradas de codorniz. A pesar de ser un calibre inferior, de la cual el tiro es más cerrado, para mí es un honor compartir las jornadas con ésta escopeta. Los dos rifles son un Remington 7.400 del calibre 270, y el otro es un Express FN calibre 9,3×74.

-¿Cuál es la situación de la caza en la actualidad? Lamentablemente, se echa de menos la cantidad de caza que había hace décadas, antes de la mixomatosis, del incremento de natalidad y de la afición. Pero no hay que olvidar, que para el cazador el campo es la vida. Sin ella, no existiría la caza.

-¿Cómo se presenta la temporada de caza? Para éste año buena. Las lluvias que hubo a finales del año pasado y a principios de éste  han dado sus frutos en la repoblación de conejos y en las demás especies. Sólo falta respetar la repoblación de cría, y si es posible, el cupo para que tengamos otro año más de caza.



Artículos relacionados


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Bernardo Martinez Gil dice:

    Jorge, gracias por tu participación y tiempo dedicado a realizar la entrevista. Que se de bien la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *