Cazadores y veterinarios valoran como positiva la caza del jabalí al salto

14 febrero, 2019 • Noticias de caza

El jabalí no se puede cazar al salto en Extremadura / Christian Cortázar

Representantes de los sectores cinegético, agrario y sanitario animal han mostrado sus valoraciones sobre esta modalidad para autorizarla o no en la Comunidad extremeña.

La incorporación de la caza del jabalí al salto, propuesta en la modificación de la Ley de Caza extremeña, ha sido respaldada por la Federación de Caza, aunque el Colegio de Veterinarios ha expresado su temor a que muchas de las piezas abatidas «se escapen al control veterinario» postmortem.

Ambas entidades, así como otras de carácter público, agrarias y sanitarias, han dado su parecer a dicha modificación, que también contempla iniciativas sobre licencias, durante una reunión de la Comisión de Medioambiente y Rural de la Asamblea de Extremadura.

En su intervención, el secretario de la Junta de Gobierno del Colegio de Veterinarios de Extremadura, Javier Ramos, ha remarcado que el jabalí es una pieza de caza mayor con gran relevancia en la cadena epidemiológica de enfermedades, como la tuberculosis. Y ha remarcado que los cazadores de caza menor «no están acostumbrados» a presentar las piezas abatidas a la inspección veterinaria post mortem, a excepción de las que se comercializan.

Por ello, ha instado a regular esta situación en el desarrollo reglamentario posterior o en el Decreto, «ya trasnochado», del control sanitario de las piezas de caza.

Preguntado desde Podemos si la caza es un instrumento que permite un control poblacional de ejemplares, Ramos ha afirmado que «cualquier método que facilite la disminución de la población de jabalíes, disminuirá las posibilidades de difusión de enfermedades, como la tuberculosis y la triquinelosis.

«Me parece idóneo como método para disminuir la población, pero nos preocupan las consecuencias para la sanidad animal y la propia salud del propio cazador, pues muchas piezas son para autoconsumo o para pequeñas cesiones al comercio local», ha agregado.

El presidente de la Federación de Caza de Extremadura, José María Gallardo, en su intervención, ha dicho que cuestionar la caza de jabalí al salto es «estar fuera de la realidad cinegética extremeña». «No es la solución; es una mediada más, que debe ser regulada, como en otras comunidades autónomas, y que no implica mayor riesgo», ha agregado. Gallardo ha respaldado la modificación al entender que reduce la burocracia y soluciona el problema de acceso a las sociedades locales de cazadores.

A su juicio, se trata de un cambio «magnífico», pues «se modifica la superficie mínima de caza para constituir un coto social, equiparándose a los cotos privados de caza menor», y marca la obligación de estar federados para cazar en estos terrenos. De los ocho tipos de licencia de caza se pasa a una única licencia de caza autonómica. «Un cazador, una licencia», ha dicho.

Por su parte, el presidente APAG Extremadura Asaja, Juan Metidieri, ha defendido la inclusión del «jabalí al salto» en la Ley de Caza para el control de enfermedades y de población.

No obstante, ha pedido «garantías» para poner en marcha dicha modalidad, ya que «es positivo para el control de enfermedades, pero también para otros aspectos como la seguridad vial, dado que actualmente no existe un control poblacional».

Informa elperiodicoextremadura.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *