Cazadores y animalistas rechazan el control de animales asilvestrados que pretende aprobar el Gobierno de Canarias

29 noviembre, 2017 • Noticias de caza

El Gobierno regional trabaja en la modificación de la Ley de Caza para incluir como especies cinegéticas a cabras y ovejas asilvestradas.

Desde la ACEC se oponen a que los cazadores se vean «involucrados» en el control de cabras y ovejas asilvestradas.

Los grupos animalistas proponen utilizar dardos tranquilizantes y trasladar a los animales asalvajados a refugios.

Redacción | «A mí, como cazador, no se me ocurriría disparar a una cabra, me resulta violento». Estas palabras del presidente de la Federación de Asociaciones para la Gestión Cinegética de Tenerife, Antonio Porras, resumen el sentir de muchos cazadores isleños ante la intención del Gobierno de Canarias: modificar la Ley de Caza regional para poder controlar el ganado asilvestrado.

La semana pasada informábamos de cómo la Asociación Canaria de Entidades de Caza (ACEC) se oponía a la intención del Gobierno regional de incluir a cabras y ovejas dentro de las consideradas ‘especies asilvestradas’. Los cazadores insulares entienden que esta es una medida de la Administración que «pretende utilizar a su interés, cuando ha mostrado una clara incompetencia para atajar el problema que ahora intenta resolver por la puerta de atrás».

El presidente de la ACEC, Juan Miguel Sánchez, se queja de que «ahora, los mandatarios quieren que seamos los asesinos de ovejas y cabras», cuando afirma que la Administración no realiza ningún estudio ni medida favorable hacia la actividad cinegética.

Animales asilvestrados

La Ley 7/1998, de 6 de julio, de Caza de Canarias contempla en su Artículo 4 a los animales asilvestrados como piezas de caza.

En la Orden de 27 de junio de 2017, por la que se establecen las épocas hábiles de caza para la temporada 2017-2018, se define animal asilvestrado como «aquellos animales de origen doméstico que no dependen del hombre para su subsistencia y los que no habitan en Canarias de manera natural, que se hallen, en uno u otro supuesto, en terrenos susceptibles de aprovechamiento cinegético y carezcan de signo aparente de dominio o posesión por un tercero».

La Orden que regula la actividad cinegética para esta temporada en Canarias no establece límite de capturas para las especies asilvestradas, pero especifica, sin embargo, que «no se autoriza la caza de cabras asilvestradas, sin perjuicio de las medidas de control gestión y erradicación que durante la temporada 2017-2018 pudieran llevarse a cabo por los cabildos insulares y/o por la Administración Pública […]»

El Gobierno de Canarias, anta la abundancia de ganado asilvestrado, trabaja en una modificación de la Ley de Caza para incluir dentro de la categoría cinegética de ‘especies asilvestradas’ a cabras y ovejas que anden libres sin dueño manifiesto.

El presidente de la ACEC ha señalado, como representante de las entidades de los cazadores canarios, que «este colectivo no quiere que su actividad se vea involucrada en el control de estos animales mediante la caza”. Antes cabras y ovejas asilvestradas, los cazadores no son los únicos que se oponen a darles caza.

«Más humanidad y menos salvajismo»

Los grupos animalistas de las islas también son contrarios a esta decisión de modificación de la Ley de Caza. Abel Román es coordinador de la Red Canaria Solidaria contra la Crueldad Animal y dice que los animales salvajes «merecen un trato digno», añadiendo que no se merece acabar con ello mediante «tiro limpio».

Román, y otras agrupaciones animalistas, admiten que puede provocar un problema medioambiental la sobreabundancia de ganado asilvestrado, pero proponen métodos alternativos: «dardos tranquilizantes y trasladarlos a refugios o, en el caso de las ovejas y cabras, recurrir a pastores que puedan recogerlas con perros e introducirlas en rebaños».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *