La caza furtiva de arruíes aumenta

26 septiembre, 2012 • Noticias de caza

La región que engloba la Sierra del Cid, la Sierra de la Argueña y el Maigmó, declarada paisaje protegido y que reúne los municipios de Petrer, Castalla, Agost, Tibi y Sax ha sido el escenario de un gran número de cazas furtivas  de arruíes entre la pasada primavera y este verano.

Los datos actuales demuestran la caza de entre cinco y diez arruíes en los últimos meses, a pesar de que sólo se han podido localizar tres cadáveres. Las piezas son, presumiblemente, machos adultos que presentan uno o varios impactos de bala, con la cabeza cortada.

Fuente: Diariolainformacion.com

Expertos de la zona consideran que los autores de estas cazas furtivas son autóctonos de la zona, por el conocimiento que tienen de la zona, que actúan durante todo el año en solitario o acompñando a otros cazadores furtivos. Además destacan que el fin que persiguen es cazar por gusto o para vender las piezas a otros cazadores. Son conocedores de la zona, de los horarios de los guardas y acceden por caminos y entradas no muy conocidas. El problema radica en que, en caso de ser descubiertos simplemente se exponen a una sanción administrativa por lo que esta práctica sigue realizandose sin miedo.

La cifra de piezas de arruíes que permite cazar la Consellería de Medio Ambiente es de 3 arruíes hembra y un macho por cada 500 hectáreas, siendo posible cazar a als hembras de forma gratuita del 15 de julio al 31 de diciembre. Sin embargo la caza del macho tiene un coste de 500 y 4.000 desde el 1 de octubre al 31 de enero.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *