Castilla y León autoriza comercializar liebres en su nuevo Plan de Caza

25 junio, 2019 • Noticias de caza

El Plan General de Caza permite cazar 39 especies en una comunidad en la que no peligra la caza, según Artemisan.

Las monterías y ganchos que afecten al lobo o al oso pardo necesitarán una autorización específica previa.

Redacción | La Junta de Castilla y León ha elaborado su propuesta de Plan General de Caza y permitirá comprar y vender liebres. Así lo recoge este documento que se encuentra sometido a información pública por la Consejería de Comercio y Medio Ambiente y sobre el que se podrán presentar alegaciones hasta el próximo 3 de julio.

Como gran novedad de este nuevo plan cabe resaltar la derogación de una orden que prohibía la comercialización de la liebre. Por otra parte, determina un número de 39 especies que se podrán cazar en esta comunidad.

Modalidades sometidas a autorización específica

Este nuevo Plan General de Caza «no contempla la exclusión temporal de la actividad cinegética de ninguna de las especies cazables», aunque sí lo hace con algunas modalidades.

Tanto monterías como ganchos deberán ser comunicados con anterioridad y todas aquellas que afecten al lobo o al oso pardo necesitarán una autorización previa y específica para tal fin.

La caza avanza pese a haber estado en peligro

La situación de la caza en Castilla y León ha sufrido varios cambios en un corto espacio de tiempo. Tras haberse suspendido por una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León el pasado mes de febrero, debido a un recurso presentado por Pacma, todos los partidos políticos de la región aprobaron una modificación de la Ley 4/1996, de 12 de julio, de Caza de Castilla y León, que permitió el regreso de la actividad cinegética.

Recientemente, otro recurso presentado por el Partido Animalista ponía en peligro la caza en esta comunidad. En este caso, se denunciaba una supuesta inconstitucionalidad de la modificación de la Ley de Caza anteriormente citada por ser contraria a la sentencia inicial del Tribunal Superior de Justicia.

En la actualidad, el recurso tan solo se ha admitido a estudio por el Tribunal Constitucional, por lo que de momento la caza en Castilla y León no corre peligro como aseguraba hace unas semanas la Fundación Artemisan en un comunicado. «No es cierto que la Ley de Caza de Castilla y León “se tambalee” ni que, como pretende Pacma, se trate de «un éxito judicial sin precedentes»».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *