Casos como los del jabalí del Cares y los lobos colgados serán delito

15 junio, 2018 • Noticias de caza

Una reforma del Código Penal quiere reforzar los delitos de maltrato animal, incluyendo a los animales salvajes, de forma que casos como el del jabalí despeñado en el Cares o los lobos colgados de señales de tráfico «serán perseguidos».

Algo está a punto de cambiar en el derecho animal en España. “Aparte del Convenio de Europeo de los Animales de Compañía, que es una norma de obligado cumplimiento, hay dos proposiciones de ley que se están tramitando. Una es la reforma del Estatuto Jurídico Civil del Animal, que hará que los animales dejen de ser cosas para ser considerados seres vivos dotados de sensibilidad. La otra, una reforma del Código Penal que reforzará los delitos de maltrato animal e incluirá a los animales salvajes, de forma que casos como el del jabalí despeñado en el Cares o los lobos colgados de señales de tráfico o atropellados intencionadamente serán perseguidos”, indicó la abogada Nuria Menéndez del Llano, ponente del primer curso de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Oviedo.

Menéndez del Llano indicó que “la reforma civil permitirá que, en casos de divorcio, el juez tenga en cuenta el bienestar del animal y decida quién debe quedárselo, pudiendo llega a acordar la tenencia compartida o un régimen de visitas”. La letrada indicó que “el fiscal de Medio Ambiente, Alejandro Cabaleiro, está persiguiendo los delitos de forma contundente y tenemos una alta tasa de condenas”, indicó. En el ámbito administrativo, “la ley es de 2002 y se puede modernizar, y su aplicación no es todo lo contundente que debiera”. En la polémica del lobo, fue clara: “No todos somos ganaderos, hay intereses generales superiores. Sin carnívoros superiores, lobos y osos, no hay medio ambiente”.

Otra ponente, Jhésica Álvarez, analizó la regulación del Principado y las normativas municipales, así como el cuadro de infracciones y sanciones. “Afortunadamente, cada vez hay un mayor convencimiento de que los animales sufren y sienten, no son un jarrón, son parte de la familia”, indicó. Alicia Paredes Ramos abrió el curso con una panorámica del derecho animal. “La primera ley data de 1822”, indicó. La ley autonómica, indicó, “podría ser mejor, es muy básica. Legisla sobre perros peligrosos, sobre normas de convivencia con los seres humanos, sanciona el abandono, el maltrato. Se podría proteger más”, dijo.

El catedrático de Derecho Constitucional Benito Aláez, analizó la legislación penal. “Hemos avanzado mucho. Se persigue el maltrato, el abandono, la explotación sexual, castigados con penas de hasta 18 meses, pero en el resto d Europa se imponen incluso tres años”, indicó.

Según Aláez, existe una relativa protección, pero aún hay lagunas. “Las penas son insuficientes. No se considera al animal como una víctima, lo que sería un avance, ya que se podría privar al maltratador de la tenencia de animales. Ahora pasado el tiempo de inhabilitación, podría volver a tener al animal, al que no es razonable”, aseguró.

“Mejor no tenerlas”

En cuanto a la polémica del lobo, Aláez fue claro: “Para tener una explotación ganadera hace falta dedicación, tiempo y dinero. Hay que pastorear, dormir con la vacas, tenerlas cerradas, recogerlas por la noche, no exponerlas a los depredadores. Si no se hace así, mejor no tenerlas. Nadie te obliga”.

Por su parte, Pedro Rivas Sánchez-Arjona explicó las medidas cautelares de protección animal, algunas muy novedosas, como la prohibición que se hace a algunos maltratadores de animales de tener otros durante el proceso judicial. María Jesús García Gutiérrez abordó la normativa de animales peligrosos y el uso de animales en espectáculos públicos.

Informa lne.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *