Cartuchos de caza precios

Antes que nada tenemos que aclarar que la calidad y precisión de un disparo se basa en saber aguantar el impacto del arma con la bala, medir la distancia y sobre todo, tener un cartucho de caza en condiciones. Claramente podemos encontrar una amplia variedad de  y precios repartidos en revistas, páginas de internet y tiendas de caza, pero tenemos que informarnos bien acerca de cada marca y así saber cuál es la apropiada para nuestra arma.

Una de las marcas de cartuchos con más renombre en el mercado son los Armusa. Los mismos son de 32 gramos y son perfectos para la caza de perdices, aportando una gran fiabilidad y efectividad. Al igual que esta empresa, los cartuchos Rio presentan una gama de accesorios para distintos tipos de arma cada año y su prestigio por sus productos y su relación de cartuchos de caza precios es excelente.

Como los Rio 50 Extra Game, los mismos están hechos con componentes de una muy buena calidad, que se adaptan a cualquier tipo de caza con sus 34 gramos. Cuentan con un cierre de seis puntas y alcanzan una velocidad en boca de fuego de 410 metros por segundo. Una vaina de plástico y un culote de 16 mm recubren el cartucho. Una caja de estas balas ronda entre los 7,34 € y los 8,67 € dependiendo, por supuesto, del tipo de armamento.

Quizás llegue un momento donde estemos interesados por la caza a menor escala y por esa razón es conveniente tener en cuenta que también existen armas y cartuchos para la misma con precios y calidades menores en caso de ser un cazador ocasional. Para este tipo de situación existen en el mercado los cartuchos Maionchi. Los mismos presentan una relación entre calidad/precio que puede llegar a considerarse conveniente. Los Maionchi M. Speed son cartuchos con una buena velocidad y precisión, excelentes para la caza menor y distancias cortas.

Estas unidades se fabrican en 30, 32, 34 y 35 gramos con perdigones del 5 al 11 y su precio por caja ronda los 5,50 €, lo que vuelve a esta marca una de las más económicas del mercado. Tenemos que estar seguros del tipo de cacería en el cual nos queremos encaminar y a partir de ahí decidir cuáles son los productos adecuados.



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *