Cae la mayor red de distribución de artes de caza prohibidas en Andalucía

5 abril, 2016 • Información de interés

Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Policía autonómica han desarrollado en Almería la mayor operación en la comunidad contra la venta y distribución de artes de caza prohibidas, en la que han sido incautadas un total de 392 redes japonesas utilizadas para la captura de aves.

Artes de caza prohibidas Andalucia Europa Press Junta

Redes japonesas intervenidas / Europa Press-Junta

La operación, que se ha llevado a cabo entre 2015 y los dos primeros meses de 2016, se ha saldado además con la denuncia de 12 personas y ocho establecimientos donde se comercializaban dichas artes prohibidas, así como la apertura de 44 expedientes sancionadores, ha informado hoy en rueda de prensa el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en Almería, Antonio Martínez.

Las actuaciones, que han tenido lugar en la capital almeriense y en comercios dedicados a la distribución de productos agrícolas y ganaderos de Adra, El Ejido y Vera, comenzaron a raíz de la denuncia de colectivos sobre la comercialización y utilización de redes japonesas, un arte de caza no selectiva y prohibida por diferentes legislaciones.

Los agentes consiguieron detectar a un distribuidor que se publicitaba en una página web de Internet, han informado a los periodistas el jefe de la Unidad de Policía Autonómica, Franciso Llinares, y el subinspector José Freniche.

Los agentes localizaron el almacén de este distribuidor y posteriormente actuaron sobre diferentes comercios, en los que se usó la figura del “policía encubierto”, según han desvelado hoy Llinares y Freniche, “para ganarse la confianza” de los vendedores, haciéndose pasar por agricultores.

Se trata de la primera operación de esta envergadura en Andalucía, debido al número de redes incautadas, cuyo valor de mercado oscila entre los 15.000 y 16.000 euros.

artes-caza- efe

Redes japonesas intervenidas / EFE

En la práctica totalidad de estas actuaciones se pudo comprobar que carecían de autorizaciones de caza y de tarjeta federativa.

También actuaron por cazar fuera de periodo hábil o de los parajes y lugares habilitados; por el uso de redes abatibles no autorizadas; la atracción de aves mediante cebaderos y bebederos artificiales; comercializar estas artes de caza prohibidas y la posesión de aves sin requisitos documentales y sanitarios.

El mayor número de redes japonesas incautadas fueron encontradas el año pasado en un comercio del barrio almeriense de La Cañada de San Urbano, donde se hallaron 343 y una persona fue denunciada, así como en un comercio del municipio de Adra, en donde se intervinieron 15 redes japonesas y también fue denunciada una persona.

En otra actuación realizada en el barrio almeriense de La Cañada, se encontraron 16 gorriones comunes, un colirrojo tizón y se intervinieron 9 redes japonesas, tras lo que fue puesta a disposición judicial una persona en calidad de investigada, y otra fue denunciada.

Varias de estas redes prohibidas se hallaron en el barrio almeriense de Los Molinos, donde los agentes se incautaron de una red abatible y al mismo tiempo dos capturas de verderones y cuatro jilgueros, así como dos reclamos de verderones, y fueron denunciadas dos personas acompañadas de un menor.

Informa: ideal.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *