Batidas y compensaciones económicas ante los daños que provoca el jabalí en Galicia

24 octubre, 2017 • Noticias de caza

Los sindicatos agrarios piden que se autoricen más batidas mientras que algunos ayuntamientos aprueban propuestas para solicitar ayudas económicas.

Los daños de jabalíes a fincas de todo tipo —especialmente a las cultivadas de maíz, elemento básico en la alimentación del ganado vacuno— son frecuentes y entrañan consecuencias desde el punto de vista económico, ya que la planta queda inservible como comida. A ese contratiempo se añade otro, pues no hay actualmente ayudas que compensen esos destrozos.

Ante esa situación se dan dos tipos de posturas: por un lado, lograr que se autoricen más batidas para reducir la población; por otra, demandar a la Junta que de nuevo se concedan ayudas para paliar los daños. El primer punto de vista corresponde al sindicato Uniones Agrarias, cuyo responsable de Desenvolvemento Rural, Jacobo Feijoo, considera que el número de jabalíes es excesivo, teniendo en cuenta, agrega, que muchas de sus incursiones se producen en parcelas que están cerca de casas.

La opción que el sindicato considera lógica a corto plazo es permitir más batidas: ahora pueden realizarse en fines de semana durante la temporada de caza, de agosto a febrero, y con autorizaciones que se estudian caso por caso, una vez evaluados los destrozos, el resto del año.

Por otro lado, hay ayuntamientos que han empezado a aprobar propuestas para pedir de nuevo ayudas: por ejemplo, así ocurrió en el último pleno celebrado en Germade, en donde el PSOE y el PP respaldaron la iniciativa del BNG. Las ayudas se concedían de manera habitual durante la pasada década, mientras que en esta, por el contrario, se concedieron solo esporádicamente.

En el 2016 se convocaron con unos baremos que oscilaban según el tipo de cultivo dañado por los animales. Los daños registrados en parcelas de maíz, por ejemplo, se compensaban con 13 céntimos por metro cuadrado (1.300 euros por hectárea), muy por debajo del valor medio que tiene este cereal para los granjeros que lo cultivan.

En la moción con la que el BNG demanda que se concedan de nuevo esas ayudas, se incide en que la «necesaria» conservación de las especies no puede ser sostenida por «grupos sociales particulares», pero también se reconoce que conviene «regular y controlar» las especies más dañinas para la agricultura y para la ganadería. El Bloque sostiene, por otra parte, que la Junta debe de habilitar una dotación suficiente para compensar «el 100% de los daños provocados por la fauna salvaje».

Para otras especies como el lobo, en cambio, sí hay líneas de ayudas habilitadas cuando se producen ataques al ganado: las correspondientes a este año, por ejemplo, ya se anunciaron en el Diario Oficial de Galicia (DOG) en diciembre, con cantidades que varían según el tipo de reses y en los que se tienen en cuenta aspectos como la edad o la raza de las reses atacadas.

Informa José María Palacios para lavozdegalicia.es


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *