Balística interna 4ª parte

1ª  Parte del artículo (Pinchad aquí)

2ª Parte del artículo (Pinchad aquí)

3ª Parte del articulo (Pinchad aquí)

Factores a tener en cuenta:

Es importante saber que, dependiendo de la forma de la granometría de la pólvora, ya que es fundamental su forma y tamaño, así se generará un mejor o peor quemado de la misma. Tengamos en cuenta que existe una proporcionalidad de quemado con arreglo a forma y tamaño.

A la hora de diseñar un arma, el fabricante ha de tener muy en cuenta grosores de los cañones y dureza de los mismos.

Dependiendo de los distintos fabricantes existen varios tipos de forma de pólvora, aunque las más usuales son las de forma esférica, cilíndrica y las laminares.

Según algunos estudios llevados a cabo por laboratorios, testifican que aproximadamente entre un 35 y un 39 % de la energía que produce la pólvora al deflagrar se aprovecha para el impulso de la punta o proyectil. El resto se destina dentro del proceso a movimientos mecánicos, tales como rotación, rozamientos y  transferencia de calor a los cañones y  a la munición.

La presión que puede ejercer los gases causados por la pólvora en un arma larga portátil puede llegar a alcanzar los 4.000 kilopondios por cm2.

Rafael Martín Díaz: Entrenador Nacional de Tiro Olímpico

 



Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *