Así suena el espectacular sonido de la berrea del ciervo… y de los cazadores

12 septiembre, 2019 • Noticias de caza

En septiembre comienza la berrea del ciervo, un periodo para la observación de este espectáculo natural y para cazar ejemplares en regresión

Cazadores europeos celebran anualmente concursos de berrea, en los que llegan a emplear hasta conchas marinas

Redacción | Estamos en septiembre, el mes que concentra el celo del cérvido más grande de Europa. Un espectáculo de sonido que inunda los campos de media España y que puede ser escuchado hasta los primeros días del mes de octubre. El es la berrea, el celo del ciervo.

En las primeras y últimas horas del día, los machos lanzan sus bramidos en una disputa por mantener territorios de cópula y atraer a más hembras. Cada macho mantiene un grupo de hembras, y cuanto mayor sea más se repartirá la simiente de ese ejemplar y, por tanto, su genética y dotes de supervivencia de la especie.

Los ciervos se miden las fuerzas y el momento más vistoso —y sonoro— es cuando se enfrentan con las cornamentas. Durante el periodo de berrea, con las peleas, el mantenimiento de los territorios y las numerosas cópulas, los machos llegan a perder una buena parte de su peso y necesitan tiempo y descanso para recuperarse.

Además del espectáculo natural que supone el tiempo de berrea, este periodo genera un atractivo turístico que revierte económicamente en aquellas zonas que lo promocionan y desarrollan.

La caza en berrea, por su parte, es un método de gestión óptimo para capturar aquellos venados que han sobrepasado su plenitud y se encuentran en decadencia.

Concurso de berrea

En algunos países europeos se vive esta periodo de celo con mucha intensidad. De hecho, en Alemania y Bielorrusia se celebran en primavera concursos para valorar qué cazador imita mejor el sonido de la berrea. Los participantes emplean para ello reclamos de distintos materiales. Algunos utilizan incluso conchas marinas.

«Los cazadores utilizan esta técnica para comprobar cómo es el animal», comenta Heiko Hornung, un periodista especializado, señalando que dependiendo de sus características el cazador podrá o no disparar.

En Europa se emplea la caza con reclamo para el corzo durante el periodo de celo y para cazar venados, en este caso ciervos centroeuropeos, de mayor talla y cornamenta que el europeo o ibérico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *