Así atacan a los cazadores los animalistas radicales del Frente de Liberación Animal

11 enero, 2019 • Noticias de caza

Se declaran una «manada de radicales» y actúan de forma violenta destrozando propiedades privadas.

Acaban de hacker webs y robar datos personales de miles de cazadores y hacerlos públicos.

Los cazadores y la caza son uno de los principales objetivos del Frente de Liberación Animal.

Redacción | Son radicales. Emplean la violencia en sus acciones de oposición contra la caza. Destrozan cabañas y torretas de cazadores y hackean sistemas informáticos. Queman granjas y destruyen sus instalaciones. Se oponen radicalmente a la caza y a la cría de animales. Emplean métodos extremos amparándose bajo el anonimato de sus pasamontañas y capuchas. Son activistas extremos y abanderan sus actos bajo el Frente de Liberación Animal.

Durante la primera semana del año, anarquistas de este grupo radical destrozaron 5 puestos de caza, una torre y una cabaña de cazadores en Navarra. Para justificar sus acciones contra la caza, con nocturnidad y violencia, insisten en seguir «combatiendo este sector con todos los medios que podamos». De esta manera, el destrozo de propiedades es continuo.

El 30 de diciembre de 2018 destrozaron 3 torretas de caza en Alemania. Días antes, en la noche del 26 al 27 del mismo mes, «varias células» del frente de Liberación Animal atacaron de forma coordinada puestos y torretas palomeras en 10 municipios del País Vasco. Derribaron un total de 25 torretas y destrozaron más puestos de caza.

Los ataques son sistemáticos y violentos. Lanzan estas palabras a los cazadores: «Si tanto os divierte la caza, cazaros entre vosotros en igualdad de condiciones».

Robo de información personal

Los activistas radicales también han sido autores del hackeo y borrado de webs de caza. Además, se han apropiado de los nombres, DNI, correos electrónicos y más información personal de «miles de cazadores». Todos estos datos los han hecho públicos.

El ataque informático ha consistido en «desfigurar» y hackear algunas webs y robar datos personales de muchos cazadores. Toda la información y contenido de algunos de estos portales cinegéticos ha sido borrada por completo.

Radicales y antisistema

Otro de los procedimientos empleados por estos activistas radicales es incendiar instalaciones de cría o procesado de animales. Las quemas también son empleadas contra instalaciones y viviendas particulares de cazadores.

A principios de año, atacaron con artefactos incendiarios un cuartel de cazadores en Ansauville. Durante la misma noche, el chalet de un cazador Royaumeix fue «saboteado». En estas acciones violentas, los activistas hicieron las pintadas «ALF» y «STOP ESPECISMO».

El incendio provocado es uno de los métodos que utilizan estos radicales, que justifican sus consecuencias. En incendios en naves con ganado, han llegado a morir animales por el fuego.

«Y odiamos este mundo que nos obliga a elegir entre matar vacas por nuestra pasividad o a arriesgarnos a hacerlo nosotrxs por nuestras acciones de sabotaje. De hecho, fuimos conscientes durante el ataque que había vacas encerradas allí y aunque intentamos limitar los riesgos para ellas, nuestras acciones pudieron haberlas estresado o hacerlas hecho sufrir. Pero no queremos olvidar que si nuestros actos pueden generar pena, nuestra indiferencia las mataría con certeza.
Esta acción es parte de la campaña «Stop Speciesism», pero queremos dejar claro que nuestra perspectiva es la de entrar en conflicto contra toda forma de autoridad».

Son radicales, antisistema que emplean la violencia para ir contra todo aquello que no comparten. Se rigen por el anarquismo y representan el animalismo más extremo. Son anticaza y combaten la actividad cinegética y las propiedades personales de manera violenta y con nocturnidad. Tienen un lema: «Somos manada, somos radicales e iremos a más!».


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *