Asaja Soria considera incompatible la ganadería extensiva con el lobo

22 febrero, 2017 • Naturaleza

La organización agraria Asaja de la provincia de Soria considera incompatible la existencia del ganado extensivo con la presencia de lobo. Desde la agrupación afirman que hay al menos dos ataques diarios al ganado y que la administración está cumpliendo con «esmerado celo sus objetivos conservacionistas con el lobo». Asaja considera que aún hay tiempo de solucionar el problema que afirma sufren los ganaderos de la provincia soriana y que se asemeja a lo sucede en otras como la de Ávila.

Asaja Soria ha denunciado una presión continua e insoportable sobre los ganaderos que se une a la multitud de problemas que tienen estos profesionales para subsistir y es que cada día hay en Castilla y León al menos dos ataques de lobo al ganado, más de 800 cada año, y en la provincia de Soria están empezando a ser también frecuentes. Sin ir más lejos, en los últimos días se han producido daños graves en una explotación de Monasterio.

Oveja muerta tras el ataque del lono / L. R.

La organización profesional agraria ve en un comunicado remitido hoy con alarma esta situación y considera que el sector ya está en suficiente crisis (30.000 reproductoras de ovino menos en la provincia en un año) y teme que para mayor escarnio se repita lo que acontece en otras provincias como Ávila.

La situación que se vivía allí hace unos cinco años es similar a la actual de Soria en número de ataques, pero actualmente en tierras abulenses los problemas son casi diarios y muchos ganaderos han dejado las explotaciones, desplazados por los lobos, que campan a sus anchas.

A finales de 2014 ya el censo oficial arrojaba que había manadas de estos cánidos en 43 de las 60 comarcas agrarias de Castilla y León, eso sin contar los individuos solitarios.

«El hecho es que hoy por hoy el lobo está presente en más de dos terceras partes del territorio regional y desde luego en cualquier punto de la provincia de Soria, incluso a escasos 12 kilómetros de la capital, como es el caso del barrio de Pedrajas», ha señalado.

Conservacionistas

«La Administración parece mantener con esmerado celo sus objetivos conservacionistas con el lobo, pero no está cumpliendo ni de lejos sus obligaciones de conservar el trabajo y el medio de vida de las familias ganaderas. Los datos prueban además que, en caso de colisión entre lobo y ganado, es el ganadero el que está siendo expulsado del territorio».

Asaja ha insistido en que las administraciones están a tiempo de solucionar el problema, y evitar que el lobo se ‘trague’ a la ganadería extensiva y a algún recolector de setas.

Informa elmirondesoria.es

Artículos relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *