Artemisan denuncia las amenazas de muerte recibidas por el gerente de Cárnicas DIBE

7 noviembre, 2018 • Noticias de caza

La Fundación Artemisan ha denunciado ante la Guardia Civil las amenazas recibidas por Raúl Sánchez de Castro tras publicar en redes sociales la imagen con un oso abatido. 

La Fundación Artemisan ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil por las amenazas recibidas por el gerente de Cárnicas Dibe, Raúl Sánchez, a través de las redes sociales. Las amenazas llegaron después de que Castro publicase en su perfil personal de Facebook una imagen junto a un trofeo de caza, tras lo que recibió decenas de insultos y amenazas.

Finalmente se ha denunciado a los responsables de dos de los perfiles que llegaron a explicitar las amenazas. En concreto, desde el perfil ‘Wild Marta’ se escribió: “Pedazo de mierda… sabemos dónde trabajas. Cualquier día dejas una viuda. Espera tu turno”. El segundo perfil denunciado ha sido el de Llorián del Cuetu Nogueiro, que preguntó en el perfil de Castro “qué cartucho debo utilizar para cazar un hombre de mediana edad que sea legal en Estonia”.

Los servicios jurídicos de la Fundación Artemisan consideran que estas publicaciones suponen un presunto delito de amenazas tal y como se contempla en el Código Penal y han trasladado el caso a la Guardia Civil.

Para la Fundación Artemisan se trata de un caso grave en el que, una vez más, se ataca, insulta, acosa y amenaza a un particular por el simple hecho de tener una afición legal y legítima, en este caso la caza, algo que debería poder encuadrarse en el delito de odio dado que en el fondo es un ataque a cualquiera que practica esta actividad. Para ello sería necesario modificar el actual Código Penal, de forma que se pudiese acabar con la actual situación de impunidad de la mayoría de los que utilizan las Redes Sociales para lanzar sus ataques y amenazas.

Informa Fundación Artemisan


Hay sólo 1 comentario. Yo sé que quieres decir algo:

  1. Luis de la Peña dice:

    Todo mi apoyo a Carnicas Dibe, una empresa familiar y honrada que tiene que soportar las amenazas de delincuentes.
    A los que han escrito esas amenazas,: No os escondáis en Madrid, pedazo de cobardes, quizás sería mejor que os acercaseis al Puente del Arzovispo para “hablar” De este asunto pormenorizadamente. Sois una mierda de bípedos que ni tenéis vergüenza ni bemoles. En cualquier caso, nenazas, si queréis hablar en Madrid conmigo, no tengo inconveniente en en ” coveceros ” tres o cuatro veces dónde y cuando queráis. Pedazo de nenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *