Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

Noticias

Seguridad con las armas en la caza menor

Publicado por Bernardo, el 18 de octubre de 2012

Artículo cortesía de Pedro Pita

Ya hemos hablado de la seguridad con las armas en la manipulación.  Ahora daremos unos consejos de seguridad en la caza menor:

  • Portaremos  siempre el arma orientada hacia el suelo o en su caso  hacia arriba, nunca en la dirección de otros cazadores, acompañantes o perros. (Una pieza no vale un disgusto.)
  •  Este habito lo aplicaremos incluso cuando cazamos solos. Las armas accidentalmente, se pueden disparar incluso con el seguro montado.
  • Siempre  conoceremos la ubicación de nuestros compañeros de caza. Cuidado con otras cuadrillas que se crucen con nosotros. Tendremos  la máxima precaución en zonas de monte o matorral espeso. Pensemos en nuestro perro o en los de nuestros compañeros a la hora de efectuar el disparo. No lo realizaremos si no estamos lo suficientemente seguros que el disparo no los alcanzará.

seguridad en la caza menor

 

En cuanto al ojeo, es obligatorio montar pantallas laterales. Nunca dispararemos en la dirección de los otros puestos o en dirección de los ojeadores cuando ya estén  en la distancia de seguridad, nunca saldremos con las escopetas cargadas o efectuaremos disparos cuando se ha dado la señal de la finalización del ojeo. Transportaremos las armas al puesto en la funda y al término, igualmente.

Procuraremos no tener el dedo en el gatillo, es aconsejable montar el seguro y desmontarlo solamente a la hora de realizar el disparo cuando veamos con claridad la pieza.

Extraeremos los cartuchos cuando tengamos que salvar  cualquier obstáculo: riachuelos, cercados, alambradas, vallas de piedra etc. (en estas circunstancias se producen muchos accidentes).

Nunca apoyaremos la boca del cañón del arma ni en el suelo ni sobre ninguna parte de nuestra anatomía, ni permitiremos que se introduzca en él ningún objeto extraño, si esto ocurriese, descargue el arma y proceda a retirarlo, nunca realice esta acción con el arma cargada.

Siempre utilizaremos los cartuchos y los plomos adecuados para la modalidad de caza que efectuamos y de nuestra escopeta.

Es aconsejable conocer la presión para la que está fabricada el arma y la que desarrolla el cartucho (en la parte inferior de los cañones pegado a la bascula viene indicado).  Sobre todo lo tendremos muy en cuenta con los cartuchos de bala, verificando la longitud de vaina y comprobando el estado de nuestra escopeta para disparar este tipo de cartucho(es aconsejable no tirarlos con escopetas en mal estado).

Si la escopeta tiene Polichokes intercambiables o prolongadores, debemos comprobar antes y durante el recorrido de caza que está bien apretado. Los que son internos, si están flojos, queda un pequeña abertura, capaz de retener algunos plomos.

Una vez terminada la jornada de caza procederemos a descargar el arma.

 

  • 0   

Current ye@r *

Categorías

  • ANIMALPEDIA
    • ARTÍCULOS CAZA MAYOR
      • CAZA MAYOR
        • CAZA Y CONSERVACIÓN
          • CONCURSO MICRORRELATOS
            • EN TEMPORADA
              • EXPOSICIÓN FOTOGRAFÍA CINEGÉTICA
                • GESTIÓN CINEGÉTICA
                  • INFORMACIÓN DE INTERÉS
                    • NOTICIAS DE CAZA
                      • NOTICIAS DE EMPRESAS
                        • PERROS Y CAZADORES
                          • VÍDEOS DE CAZA