AMFAR premiada como Organización Defensora de la Caza por ATICA CLM

7 octubre, 2013 • Noticias de caza

La presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, recibía el galardón como Organización Defensora de la Caza en el marco de la IV Edición de los Premios Pasión por la Caza, que desde 2007 otorga la Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores y Actividades afines al sector cinegético (ATICA CLM).Alcalde de Ventas (Luis Celestino de la Vega), Lola Merino (Presidenta Amfar) y Juan Caballero (Presidente Atica CLM)

 

La presidenta nacional de AMFAR, Lola Merino, recogía el premio en la emblemática localidad cinegética de Ventas con Peña Aguilera, en un concurrido acto en el que se han dado cita importantes personalidades de nuestra región que destacan por su labor en el mundo de la caza.

Merino reconocía sentirse muy emocionada por recibir este premio que supone “el reconocimiento al trabajo que AMFAR viene desarrollando en defensa de la actividad cinegética y trasladó a los asistentes que siempre tendrán en AMFAR a una fiel y leal aliada en la defensa de la caza, porque es una actividad económica que genera riqueza y empleo y que gracias a ella muchos de nuestros municipios tienen garantizada su supervivencia”.

AMFAR viene incidiendo en que la caza es una verdadera fuente de desarrollo para numerosos pueblos de Castilla-La Mancha, ya que constituye una actividad económica estratégica, que crea empleo sobre todo en las zonas rurales más deprimidas, frenando la despoblación, promoviendo un importante flujo de capital desde el mundo urbano al rural, y por tanto, cohesionando la sociedad.

Merino ha recalcado que la caza es una de las actividades económicas más masculinizadas, en la que las mujeres representan el 5 por ciento de los aficionados. Por este motivo, AMFAR trabaja para concienciar a la población rural de que la caza abre un importante abanico de  de recursos que pueden ser aprovechados, principalmente por las mujeres, para encontrar un valor añadido y generar riqueza y desarrollo en las zonas rurales.

“Hay pocas mujeres que practican la caza, pero son ellas las que deben aprovechar las importantes posibilidades que ofrece la actividad cinegética en materia medioambiental, gastronómica, artesanal, hotelera o cultural, ya que cualquier actividad en la que no estén presentes las mujeres y los jóvenes no tiene futuro”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *